Escribir o morir

Sigo con la insistencia del mismo tema: Gabo. Se debe a que pocas veces ocurre algo de esta magnitud: un gran homenaje, un gran escritor y todos vivos para verlo.
La venta de la nueva edición de Cien años de Soledad causó un furor inesperado: se vendieron 30.000 volúmenes en menos de tres días. Obviamente esto trae aparejado que las otras novelas de García Marquez se vean arrastradas por esta compra compulsiva. Según Borges un libro al volverse clásico admite interesantes relecturas.
Sobre el tiempo en que Gabo estaba escribiendo el libro se pueden rescatar miles de relatos, pero extraje este que dice:
‘En los primeros meses conservé mis mejores ingresos, pero cada vez me faltaba más tiempo para escribir tanto como quería. Llegué a trabajar de noche hasta muy tarde para cumplir con mis compromisos pendientes, hasta que la vida se me volvió imposible. Poco a poco fui abandonando todo hasta que la realidad insobornable me obligó a escoger sin rodeos entre escribir o morir’
Los grandes no por nada son grandes: llegan a extremos impensados y aún así mantienen su vista en la meta fijada.
Otra para terminar:
“El secreto de la felicidad es hacer sólo aquello con lo que uno disfruta”





Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s