“porque en lo mismo que juzgas al otro, te condenas a ti mismo”

 

Que la Iglesia Católica y todas sus ramificaciones dan que hablar es cierto. Que siempre llegan tarde también. No hace mucho yo me refería al hecho de que parece que para algunos ‘funcionarios’ de la iglesia la tierra todavía es plana.

También nos tienen muy acostumbrados a fran helear pasajes bíblicos a su antojo y depende de la época en la que vivamos: los han utilizado entre otras cuestiones para socavar a la mujer.
Bueno, ahora parece que el pasaje de aquí abajo, escrito (eso dicen) por San Pablo para condenar a la homosexualidad ha sido mal interpretado.
Y claro, se nos están evaporando los feligreses: entre divorciados, homosexuales, y demás pecadores universales los asientos de los templos e iglesias están unos poquitos desocupados.
Lo que más me gustó de la nota es que el líder de la iglesia anglicana dice que:

  • Aunque San Pablo no la aprobaba (la homosexualidad, se entiende), no creía que pudiera censurarse desde una presunta superioridad moral.
  • El pasaje lo que hace es advertir contra la soberbia de los que se creen un escalón por encima del resto.

Entonces me detengo en el tema de la soberbia: sí, eso es lo que está matando a las religiones: la soberbia, la exclusión, no aceptar al prójimo como hermano, la no integración, el sentirse superiores.

El arzobispo dijo que lo que se quiere es advertir a los cristianos para que no se crean moralmente superiores cuando ven que otros caen en el pecado.

A veces pienso que es tarde para volver atrás tantos años de machaca culposa. Espero equivocarme.
Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/224485/0/pablo/epistola/romanos/

Pasaje en cuestión:
“Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y al igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron con su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener encuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen” (Ro 1:26-28)

 




Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s