Honrarás a tus hijos

Cuarto mandamiento: significa amor, respeto y gratitud, justa obediencia y un sinnúmero más de obligaciones para con los padres y superiores.
Dónde están los hijos?
Bueno, esta es una interesante pregunta que siempre me hice. No puedo creer que Dios que nos ama tanto haya pensado en una sola orientación: para arriba.

Cómo sobrevivir a algunos padres?
Hay padres a los cuales definitivamente no se sobrevive, padres que aprovechan su posición de poder para abusar de sus hijos, física y/o psicológicamente. Acaso no han visto la mirada de admiración incondicional de algunos hijos hacia sus padres? No han visto la sonrisa, la alegría, las decepciones y la cantidad de sensaciones que los padres podemos provocar en nuestros hijos?

Las huellas que dejan las enseñansas de los padres son imborrables, son tatuajes que no se van con láser, es como el adn que no tiene mutación ni cambio alguno, es la herencia que algunos reciben con gozo y otros padecen toda su vida a fuerza de entender sin entender.

Honrarás a tus prójimo.
Dedicado a mis hijos.

Tus Hijos Khalil Gibran

Tus hijos no son tus hijos, son los hijos de la vida, deseosa de sí misma.
Vienen a través de ti, pero no vienen de ti. Y aunque están contigo no te pertenecen.

Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos. Porque ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes albergar y cuidar sus cuerpos, pero no sus almas.

Porque sus almas habitan en la casa del mañana, que tu no puedes visitar ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos, pero no busques hacerlos iguales a ti. Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer.

Ustedes son el arco en el que vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia adelante.

Dejad, alegremente, que la mano del Arquero nos doblegue y lance la flecha hacia el infinito.

Porque, así como él ama la flecha que vuela, así ama también el arco, que es estable.

 

Nos empeñamos en dirigir sus vidas
sin saber el oficio y sin vocación.
Les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones
con la leche templada
y en cada canción.

Nada ni nadie puede impedir que sufran,
que las agujas avancen en el reloj,
que decidan por ellos, que se equivoquen,
que crezcan y que un día
nos digan adiós.

Esos Locos Bajitos, Frag, Joan Manuel Serrat

 





Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s