Panic Attack! El punk no ha muerto

 

Panic Attack! El arte de los años punk es una exposición con la que la galería Barbican de Londres conmemora el 30 aniversario de un momento especial en la cultura del siglo XX: las fiestas por los 25 años del reinado de Isabel II coincidieron con el lanzamiento de la irreverente canción de los Sex Pistols God Save the Queen, el himno del punk.

El movimiento punk desató un verdadero “pánico moral” en las sociedades británicas y estadounidenses, sumidas en tensiones sociales, sexuales y raciales, que los artistas enfocaron con provocación. (Perfil)

En materia estrictamente musical el punk es un movimiento dentro del rock que emergió a mediados de los años 1970. Se caracteriza por su actitud independiente y amateur. En sus inicios, el punk era una música muy simple y cruda, a veces descuidada: un tipo de rock sencillo, con melodías simples de duraciones cortas, sonidos de guitarras amplificadas poco controlados o ruidosos, pocos arreglos e instrumentos, y, por lo general, de compases y tempos rápidos.

La galería ha reunido obras de ese periodo.

 

 

Nan Goldin, Greer and Robert in the bed, NYC (1982).

 

Dentro de las obras expuestas elegí a Greer and Robert in the bed, NYC (1982) de Nan Goldin. Como siempre digo no soy una experta en arte, simplemente cuando una imagen me gusta la retengo y la disfruto, también intento saber más de la vida del artista. Pueden ver más fotos de otras obras en 20minutos.

En este caso Goldin pareciera ser una artista bastante golpeada por la vida como muchos otros. Su campo es la fotografía documental de Nueva York de los años 70 y 80:

Cuando empiezan los años 70, Goldin ya aparece como una aspirante a fotógrafa profesional inspirada, según ella misma, “en las imágenes de las revistas de moda”.

Por esa época, Goldin empieza a frecuentar la comunidad de Provincetown, un destino de vacaciones de Massachusetts muy popular entre los homosexuales de la Costa Este estadounidense. Allí, la artista conoce a los que habrían de ser habitantes y protagonistas de sus fotografías durante los siguientes 20 años: Bruce, Sharon, Cookie, Waters…

Es en Manhattan, donde se topa con el estallido del punk y la aparición paralela de decenas de impulsos contraculturales. En Nueva York, la fotógrafa encuentra el gran tema de su obra: la narración de la vida sentimental y sexual de ese ambiente. Goldin, de hecho, se califica a sí misma como «fotógrafa documentalista».

Para emprender esa narración, Goldin trabaja con series de fotografías que cuentan desde dentro la vida de sus amigos: iniciación, plenitud y dependencia sexual, depresión, pobreza, amor, soledad, violencia, enfermedad… Para enfatizar el efecto narrativo, Goldin presenta esas imágenes en películas que muestran las fotografías sucesivamente. La más famosa de ellas se llama La balada de la dependencia sexual (título tomado de una canción de Bertolt Brecht), y ya muestra el efecto devastador del sida sobre esa generación en 1986. Una de sus series posteriores, La balada desde la morgue insiste en el mismo tema.

Tanto es así que, poco después de presentar La Balada de la dependencia sexual en Europa, Goldin ingresa en una clínica de desintoxicación, donde sigue trabajando. Allí, el autorretrato se convierte en uno de los temas recurrentes de su obra. Más tarde, la fotógrafa rodaría un documental autobiográfico, I’ll be your mirror, que toma su título de una canción de la Velvet Underground.

Poco después de salir de la clínica, en 1991, Goldin abandona los Estados Unidos y se marcha a Berlín para cuidar de su amigo Alf Bold, enfermo de sida. Desde entonces, la fotógrafa vive entre la capital alemana, París y Yale, donde es profesora.

Wikipedia

Fotos enviadas por Rubén, quien también nos amplía más sobre Nan Goldin en los comentarios.

 

goldin1liviano.jpg

 

Nan Goldin, en traje de ama sadomasoquista (1978).

goldin2liviano.jpg

 

“Käthe en la bañera, Berlín Este” (1984), de Nan Goldin.

goldin3liviano.jpg

“Simon y Jessica besándose en mi ducha”, (2001) de Nan Goldin






Anuncios

Un pensamiento en “Panic Attack! El punk no ha muerto

  1. En una entrevista que le hicieron en 2002 para el diario El País de Madrid afirmó entre otras cosas que “Fotografiar la vida es como excavar en el peligro”.

    En la misma nota también diría: “Mi mejor amigo, el fotógrafo David Armstrong, dice que lo profundo en mi
    trabajo es que presenta las cosas tal como son. La aceptación completa de lo que veo, sin tratar de transformarlo”.

    Pero creo que el fragmento de aquel reportaje que mejor define su obra es este: “En mi serie ‘La balada de la dependencia sexual’, las personas están en la cama, con los pies sucios y las sábanas manchadas, y ésa era la realidad del momento. Algunos me critican porque ahora hago imágenes en hoteles más elegantes, pero parece que no entienden que mis imágenes no tratan de cómo lucen las cosas, sino cómo se sienten”.

    Habría que decir también que primero la criticaron por lo contrario.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s