Ya me estaba olvidando de los primeros diez mandamientos y ahora me tengo que aprender otros diez más.

La verdad que cada vez que sale este tipo de notas mi principal problema es dónde lo ubico: humor o noticias e información?

Si la segunda vuelta de Jesús no ha llegado todavía, les aseguro que debe ser porque no le da ni cinco de ganas de venir a renegar con sus discípulos de turno. Parece que El Vaticano está aburrido ya de ver qué hace con los pobres, la guerra, los gobernantes, etc, etc y hace un llamado de atención a los ciudadanos conductores.

La verdad es que la nota va entera, ya que no tiene desperdicio.

Para destacar:

  • El párrafo en donde hablan de la ostentación. Queda claro?
  • Que no se use el vehículo como lugar de pecado (ahora que lo pienso hace rato…)
  • Rezar mientras se conduce (please no!!)
  • Hombres con autoestima baja: abstenerse de tratar de solucionar el temita comprándose un vehículo exageradamente grande.

El Vaticano lanza los “Diez Mandamientos” para los conductores

* Respertar los límites de velocidad y no conducir borracho, entre estos diez mandamientos.

* El Vaticano insta a los conductores católicos a no usar el coche como “lugar de pecado”.

* Prohíbe que sea un medio de ostentación hacia otras personas.

No conducirás bajo la influencia del alcohol. Respetarás los límites de velocidad. No considerarás un coche un objeto de glorificación personal ni lo usarás como lugar de pecado.

El Vaticano se tomó el martes un descanso de cuestiones estrictamente teológicas para difundir sus propias normas para la carretera, un compendio de lo que debe y no debe hacerse en aspectos morales al conducir un vehículo.

Se trata de un documento de 36 páginas llamado “Pautas para el Cuidado Pastoral de la Carretera”, que contiene Diez Mandamientos que cubren desde la agresión al volante, respeto por los peatones, mantener el auto en buen estado y evitar gestos rudos al conducir.

“Los coches tienden a sacar el lado ‘primitivo’ de los seres humanos, produciendo por ello resultados bastante desagradables”, dijo el documento.

El texto apeló a lo que llamó “tendencias nobles” del espíritu humano, exhortando a la responsabilidad y autocontrol para evitar la “regresión psicológica” a menudo asociada con la conducción.

En el Quinto Mandamiento del documento se lee: “Los autos no deberán ser para ti una expresión de poder y dominación, ni una ocasión de pecado”.

Consultado en una conferencia de prensa cuándo un auto se convierte en ocasión de pecado, el cardenal Renato Martino respondió: “Cuando un auto es usado como lugar para el pecado”.

Una parte del documento, en la sección “Vanidad y glorificación personal”, no caerá bien entre los propietarios de Ferraris en la Italia amante de los motores.

“Los autos se prestan particularmente para que sus propietarios los usen como modo de ostentación y como medio para eclipsar a otras personas y generar un sentimiento de envidia”, manifestó.

La exhortación insta a los lectores a no comportarse de “manera insatisfactoria o incluso apenas humana” al conducir.

También alienta a rezar mientras se conduce.

El Vaticano, el Estado soberano más pequeño del mundo, no tiene muchos de los problemas enumerados en el documento.

Cuenta con unos 1.000 automóviles, el límite de velocidad es de 30 kilómetros por hora y un funcionario del Vaticano dijo que el último accidente dentro de las paredes de ese Estado fue hace cerca de 1 año y medio y provocó daños menores.

20 minutos

Ah, y ostentación tampoco hay.






Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s