Coronado de gloria: el blade runner

653834.jpg

Ya a esta altura tendría que hacer un apartado que se titule: Superación personal.

Estas historias vienen bien en un viernes caótico, cuando el perro naufraga en un mar se estrés y complicaciones vanas de todos los días.

Esta historia se la dedico a mi amigo el chancho, excelente profesora de educación física, quien además desde su trabajo como profesora de natación ayuda a muchos chicos con otras capacidades.

El sudafricano Óscar Pistorius, atleta paralímpico de 21 años y al que le faltan las dos piernas, ayudado con dos prótesis de carbono, terminó segundo en la prueba de los 400 metros invitación de la Golden Gala de Roma, donde hizo un crono de 46.90.

En su primer enfrentamiento en una gran cita con atletas sin discapacidad italianos, Pistorius levantó los aplausos del público presente en el estadio Olímpico de Roma.

Se había convertido en la gran actuación de la Golden Gala’07, pues su encomiable esfuerzo no defraudó, pese a un mala salida que le costó ser último durante la primera mitad de la pista. Luego realizó una notable remontada que en la recta final le llevó a la segunda plaza y muy cerca del vencedor, el italiano Stefano Braciola (46.72).

Oscar Pistorius sufrió a los cinco años la amputación de ambas piernas a la altura de la mitad del peroné. Pese a ello, debido a una gran fuerza de voluntad, ha practicado el rugby, la natación y, sobre todo, el atletismo.

El sudafricano Oscar Pistorius comentó al concluir la carrera, con un crono de 46.90, que vivió una “emoción increíble”. “Ha sido algo increíble, una gran emoción. El sueño de toda una vida que se ha coronado”, dijo Pistorius, al término de la prueba.

Sobre su tardanza en la salida (0.430 de reacción), dijo: “Quizás estaba demasiado agitado, muy tenso…”.

20 minutos

Tenía 13 meses cuando sus padres, Henke y Sheila, tuvieron que tomar la decisión más dramática de su vida: amputar o no amputar al bebé. Si no lo hacían, la malformación en sus huesos iría degenerando y le crearía serios problemas en la adolescencia. Si se erradicaba el problema de raíz, el niño aprendería a manejarse desde pequeño con prótesis. “Siempre he pensado que la decisión de mis padres fue la adecuada”, confiesa Pistorius, recostado en un sofá del hotel donde se aloja en Manchester. Sobre la moqueta descansan las cheetahs.

.

En su país es toda una estrella. Un ídolo de fans; muchos de ellos, chicas. Su entrenador le define como un chico sensible y buena gente. “Le gustan los coches, estar con su chica, es imprudente. Pero está muy centrado en lo que quiere”. Los patrocinadores también se lo disputan: presta su imagen a Visa, Honda, Ossur, Nike y Oakley. Víctor Gutiérrez, veterano atleta canario, dice que es un chico espontáneo y natural: “Va muy rasito, pegado al suelo, no como otros fantasmones, casi siempre norteamericanos: lo primero que hace al acabar una carrera es felicitar a sus rivales”.

Su madre murió hace cinco años. Pero su filosofía es seguir siempre adelante, sea cual sea el contratiempo. Estudia empresariales y espera crear una cadena de restaurantes con franquicias en Nueva York, Londres y Johanesburgo. Pero ése es un sueño a largo plazo. A corto, sueña con convertirse en el primer atleta paralímpico que disputa unos JJ OO.

A OSCAR PISTORIUS no le gusta aparcar en sitios reservados para personas con discapacidad. “Una señora mayor puede necesitarlo más que yo. No me considero un discapacitado, puedo hacer las mismas cosas que una persona con piernas, mira como corro. Además, todo el mundo tiene alguna discapacidad”. Se levanta todos los días a las siete de la mañana. Hora y media de gimnasio, sesión con el fisioterapeuta, y tres horas y media de entrenamiento por la tarde. Lo que más le gusta es salir a correr por los campos de rugby de Pretoria con Capone, su perro, un Jack Russell terrier. “A ese sí que no le gano esprintando”. En Suráfrica compite con los atletas sin discapacidad. También lo ha hecho en Alemania y Holanda. Hace tres semanas, quedó segundo en una prueba en Durban. En 200 metros su marca es 21,58 segundos (el oro olímpico de 2004 estuvo en 19,79); en la prueba reina, los 100 metros, registra 10.91 (9.85 fue el oro olímpico en 2004). Sus cheetahs se componen de un cuerpo donde él inserta el muñón y de una hoja de fibra de carbono, en forma de sinuosa ele, que acaba en el punto de apoyo, réplica de la suela de una zapatilla para correr. En el Reino Unido le llaman Blade Runner [en inglés: blade, lámina; runner, corredor]. En Suráfrica, Sea Biscuit, en recuerdo de aquel legendario caballo de carreras de los años 30 famoso por su lentitud en el arranque y sus impresionantes últimos metros.

El País

Blogalaxia Tags , , , ,
Technorati Tags , , , ,

Anuncios

Un pensamiento en “Coronado de gloria: el blade runner

  1. GRACIAS AMIGA POR DEDICARME ESTA NOTA, REALMENTE ME SIENTO HONRADA, ESTE ES UN ARTICULO QUE TENDRÍA QUE ESTAR EN LA PRIMERA PAGINA DE TODOS LOS DIARIOS Y EN LO NOTICIEROS, YA QUE LE AYUDARIA A MUCHA GENTE, COMO LO HACE CONMIGO CADA VEZ QUE LEO ALGO DE ESTO(GRACIAS POR INVESTIGAR POR MI, SABES DE MI FALTA DE TIEMPO)
    ESTAS HISTORIAS DE “SUPERACION PERSONAL” SON DE MUCHA ENSEÑANZA, Y PONEN UN GRANITO DE ARENA A ESOS BAJONES QUE TENEMOS POR CADA PELOTUDEZ, QUE VALEN LA PENA LEERLAS Y ESCUCHARLAS TODOS LOS DIAS, Y DAR GRACIAS SIEMPRE POR LO QUE NOS TOCA VIVR.
    GRACIAS PERRO TE QUIERO!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s