Hay muchas maneras de estar muerto (Vicente Gerbasi)

 

La angustia muchas veces nos lleva a una muerte en vida, aunque sea momentánea, de la que no siempre sabemos cómo salir.

La angustia es como un fantasma malvado que se aparece sin llamar a la puerta. De pronto invade el pecho apretándolo y haciendo saltar las lágrimas, encegueciendo, confundiendo, casi matando.

La angustia puede estar relacionada con un millón de cosas que en su momento no identificamos.

Dicen: vos podés elegir: estar bien o mal.

Lamentablemente en ese momento de ceguera emocional no se puede elegir. Vienen a la mente mil ideas absurdas de cómo salir del trance: dormir, agarrar el auto y encaminar kilómetros sin rumbo, sentarse en una plaza, irse, irse a la deriva.

De pronto parece que los barrotes de la celda no se pueden romper, la salida no existe y uno espera que venga alguien a salvarnos.

Lo mejor de todo es que se presenta cuando menos ocupaciones tenemos. Dejado atrás el ritmo vertiginoso de la semana, se lanza como un grito en el momento en que estamos desocupados, en la nada. Hemos dejado de ser útiles y ese fin de semana de sol resplandeciente todo se vuelve oscuro.

Pariente de la soledad y la desesperación nos encuentra encerrados, incapaces de pedir ayuda tratamos de lamernos la herida para componernos.

Cómo socorrer, cómo ayudar, cómo acompañar. Se hace tan difícil ayudar como pedir ayuda. La angustia es un ser inanimado, identificable, irracional, se disfraza como un capricho y hace saltar lágrimas de sangre que salpican hasta al más valiente.

Las hojas del otoño ya se cayeron todas, y esta transición que nos lleva al brote de nuevas hojas es dolorosa, es un parto, es otro nacimiento. Sólo me queda escuchar alguna vocecita dentro mío que me diga la verdad, lo que estoy evitando, el secreto que me sacará de este estado.

Estoy perdida.

 

munch.jpg

 

El grito es la expresión de su miedo personal, pero en este cuadro Munch logra expresar el desfallecimiento del hombre ante una realidad cada vez más compleja y confusa.

 

 

Ámbito de la Angustia de Vicente Gerbasi (link)

No se ha meditado aún sobre estas tristes ruinas.

Participo de la gran alegría que hace cantar con el vino,

Luego me hieren los lamentos como a un árbol la tempestad nocturna.

Se pierden conmigo en la sombra

Como se pierde la noche en el bálsamo misterioso de la muerte.

Busco mi voz abandonada sobre los mares, en el aire de las islas,

En las comarcas donde habitan los desterrados y los místicos,

Y vago bajo la lluvia de los bosques en la soledad.

Como el árbol al borde del abismo, me salva la inquietud perenne,

Y me acerca a Dios que vigila tras las músicas terrestres.

Alguien puede llamar a la puerta de alguna vivienda en la noche,

Más solamente aparecerá el rostro del silencio

En medio de la pesadumbre.

No hemos meditado aun para amar y ser serenos.

Oh, sí tendiéramos la tristeza como niebla delgada,

Serenamente, sobre estos vastos dominios desolados.

Sobre el autor:

Poeta y ensayista venezolano nacido en Canoabo en 1913.

Hijo de un inmigrante italiano, se trasladó a Italia y cursó los estudios secundarios en Florencia. De regreso a Venezuela, trabajó durante algún tiempo como publicista, pero pronto se entregó con enorme vocación a la literatura. Entre 1926 y 1941 fue miembro destacado del grupo y revista Viernes, junto a importantes poetas del momento.

Perteneció al cuerpo diplomático de su país por largos años, representándolo en diversos países de América y Europa.

Su primer libro de poemas, «Vigilia del náufrago» fue publicado en 1937. Tres años después fue editado «Bosque doliente», al que siguieron «Liras», Premio Municipal de Poesía, 1941, «Poemas de la noche y de la tierra», «Mi padre el inmigrante» su obra cumbre, en 1945, «Los espacios cálidos» en 1952 y «Poesía de viajes» Premio Nacional de Literatura 1969.

En 1982 recibió el premio Conac de poesía al mejor libro del año «Edades perdidas» y fue nombrado además Profesor Honoris Causa de La Universidad Simón Rodríguez de Caracas.

En 1992, poco antes de su muerte, fue nombrado Director Emérito de la Revista Nacional de Cultura.

 

 

 

Blogalaxia Tags , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s