La comprensión del perro a veces incomprendido

screenshot075.jpg

 

Gabriel Daujotas-Cuts

 

Se me ocurrió empezar a escribir sobre la comprensión de este perro, al recibir una misiva (llámese mail) que decía “gracias por tu comprensión”.No recuerdo en el transcurso de mi historia momentos en los que haya sido nada comprensiva (obviamente debo de estar siendo muy subjetiva y esos recuerdos deben haber caído en algún agujero negro).

La comprensión tiene que ver con entender al otro, escucharlo. Está relacionada con la tolerancia también, con el ponerse en el lugar del otro para ver por qué actúa así, o por qué le pasa tal o cual cosa, luego de la comprensión a veces llega la justificación.

Es por eso que en la delicada línea que separa las actitudes sanas, adecuadas o buenas de las otras, la comprensión está de un lado o del otro según cómo se la aplique.

Cuando la comprensión se transforma en justificar y justificar pareciera que no acarrea satisfacciones para la persona que la genera, y a la larga para el otro tampoco.

He visto perros comprendiendo lo incomprensible. Debe ser por esa capacidad de análisis de los acontecimientos, los que frenan las primeras impresiones que tiene cualquier mortal: esas impresiones que hacen abrir la boca y decir lo espontáneo, lo primero que sale.

La comprensión está bien vista, sobre todo para los comprendidos. Puede decirse que es hasta un acto generoso. El dilema está cuando por uno de esos días de quién sabe cómo ni cuándo, esta característica se encuentra ausente y encontramos una pared del otro lado: es decir el día que necesitamos ser comprendidos somos juzgados y criticados.

Qué desilusión! Qué desengaño!

Mirando alrededor, recuerdo a mis perros amigos estar en la misma situación. Los brazos abiertos para escuchar situaciones hasta disparatadas. Pero en contraposición la crítica es generosa.

Será una ley física no descubierta aún lo que genera estas reacciones?

Para los que quieran ejercitar esta cualidad aquí un par de consejos, seguro que algún perro conocido estará esperando que los apliquen.

Si deseamos hacer nuestra comprensión de manera consciente, debemos pensar un momento si hacemos lo necesario para:

– Aprender a escuchar y hacer lo posible para no dejarnos llevar por el primer impulso (enojo, tristeza, desesperación, etc.)

– No hacer juicios prematuros, primero se deben conocer todos los aspectos que afectan a la situación, hay que preguntar.

– Preguntarnos que haríamos y como reaccionaríamos nosotros al vernos afectados por la misma situación.

– Buscar las posibilidades y opciones de solución. Es la parte más activa de la comprensión, pues no nos limitamos a escuchar y conocer que sucede.

– Dar nuestro consejo, proponer una estrategia o facilitar los medios necesarios que den una alternativa al alcance de la persona

Blogalaxia Tags , , ,
Technorati Tags , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s