La llama de la pasión… de la venganza y del pene.

Cuántos grados hace en Rusia en estos días?

Todos nos imaginamos onda 50 grados bajo cero o algo parecido.

Lo cierto es que hace 127 años que no hacía tanto calor por aquellos lares: casi 32 grados.

Tvoi Den, ciudadano de Moscú, parece que sintió el calor en carne propia.

Su pene se prendió fuego como una antorcha según sus propias palabras.

La noticia es muy escueta, la verdad no abunda en detalles, entonces por qué no imaginar la noticia?

Parece que el señor bebía vodka (no entiendo cómo se puede beber alcohol puro con ese calor) mientras miraba la tele, como cualquier otro mortal por esta zona geográfica pero con un porrón de lupulada en sus manos. A parte de esto, trataba de ventilar sus partes recostado desnudo sobre el sillón. Emanaría gases al mismo tiempo?

Las cosas no suceden de la noche a la mañana. Es bien sabido que en relaciones interpersonales todo se va acumulando.

Parece que su compañera de cuarto ya tenía el vaso lleno, y esos tres años que decidieron compartir juntos el PH a pesar de estar ya divorciados, se convirtieron de pronto en mucho tiempo.

Tal vez pasó por el living y no soportó semejante espectáculo otra vez, tal vez a pesar de que lo veía todos los días, ese momento particular sintió deseos de hacerlo desaparecer del planeta.

Mi teoría es que todos tenemos un potencial asesino dentro, y este se desata en ocasiones especiales.

Sigamos.

Pudo haber ocurrido que él quisiera “atenderla” onda latin macho, puede ser que la insultara constantemente, todo puede ser.

Lo cierto es que esta mujer fue directo al grano y a lo que le molestaba: el pene.

Aunque con el vodka podría haber tenido los mismos resultados fue al baño a buscar el alcohol, había suficiente. No pensó ni por un segundo, quería ver ese bicho achucharrado, inutilizado, prendido fuego. Ese elemento que en otras oportunidades ocasionaba tanto placer ahora era un elemento de tortura, entrando en lugares no permitidos.

Cerró los ojos y lo hizo: le echó el alcohol e inmediatamente la llama de la pasión de encendió, la pasión de la venganza, de la tarea cumplida, de la justicia por mano propia.

El sólo hecho de escucharlo chillar ya fue armonizador.

Qué placer.

Nota completa y sin divagaciones que la tergiversen: 20minutos

Lo cierto es que la mujer lo emborrachó vaya a saber con qué artilugios, aunque no fue tan astuta porque al primer intento el miembro no ardió, entonces tuvo que hacer una antorcha con un papel de diario. A qué ya sé qué se entán tocando los hombres que leen este post.

(El mundo)

Blogalaxia Tags , , , ,
Technorati Tags , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s