Ramadán: el cuarto pilar.

674466.jpg

Luces para el Ramadán. Un muchacho coloca luces decorativas con motivo del Ramadán, el periodo del ayuno en el calendario musulmán, en una tienda de Amán. (20minutos)

Hoy hacemos un viajecito hacia otras costumbres, otras festividades, seguramente otras religiones. Soy una convencida de que lo que hace al entendimiento entre diversas culturas es conocer un poco más de ellas.

Ramadán (en árabe رَمَضَان ramaḍān) es el noveno mes del calendario musulmán, conocido internacionalmente por ser el mes en el que los musulmanes realizan un ayuno diario desde la salida hasta la puesta del sol. La palabra ramadán se suele usar en castellano para designar dicho ayuno, cuyo nombre en árabe es ṣawm (صَوْم). (Wikipedia)

Qué combinación: ayuno a 46 grados de calor, casi una necesidad no comer con semejante temperatura, aunque sí de ingerir líquidos.
El ayuno, que empieza poco antes de la salida del sol y continúa hasta el anochecer, sin comer, beber, fumar o tener relaciones sexuales, es el cuarto de los cinco pilares del Islam y es obligatorio para cada musulmán cuya salud y edad le permiten practicarlo.

Paradójicamente, la venta de alimentos tiene un aumento importante durante el Ramadán.
Los grandes supermercados, especialmente en los ricos estados del golfo Pérsico, donde residen millones de trabajadores extranjeros, cuyo número supera en varios casos el de los nacionales, compiten desde hace dos semanas por exhibir productos importados de la India, Pakistán, Irán, y hasta Brasil y Australia.

Según varios vendedores, durante las pasadas dos semanas las ventas han superado en entre un 20 y un 30 por ciento su promedio normal, algo que se repetiría pasados los primeros dos días del ramadán debido a las invitaciones entre familias.

Además, numerosas organizaciones de caridad, incluidas la Creciente Roja, e individuos ricos compran grandes cantidades de carne, arroz y fruta para ofrecer un ‘iftar’, comida con la que se rompe el ayuno, a las personas y familias de escasos ingresos.

Por ser un mes de piedad y acercamiento a Dios, en el ramadán se observa un aumento de las actividades religiosas, pues se organizan reuniones de fieles, especialmente por la noche, junto a concursos de recitación del Corán, libro sagrado de los musulmanes, que muchos aprenden de memoria desde niños.

Los gobiernos aprovechan también la temporada y organizan simposios, a los que invitan a decenas de sabios islámicos moderados para explicar a los fieles ‘las verdaderas enseñanzas’ del Islam, como un modo para combatir el extremismo religioso.

(Terra)

Mán info: Significado Ramadan

Blogalaxia Tags , , ,
Technorati Tags , , ,

Anuncios

Un pensamiento en “Ramadán: el cuarto pilar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s