Nada es porque sí

Muchas veces hay personas que llegan a nuestras vidas y no estamos preparados para su llegada. Vienen como un huracán, a dar vuelta todas nuestras costumbres, nuestros vicios, nuestras creencias, no sacan la paciencia y nos asombran.

En ese momento miramos al cielo desesperados y preguntando por qué?

Cuál es la causa de tamaño vendaval cuando estábamos tan tranquilos?

Si apuntamos a los principios que relatan que en la vida todo tiene una causa, sabremos aprovechar tamaña oportunidad. Hasta las personas que llegan con el afán individualista o usurpador, tienen algo para dejarnos.

Por suerte, en mi corto camino, he tenido visitas que merezcan estar en este cuadro de honor, personas disfrazadas de hijos, padres, compañeros, amistades. Algunos han estado más tiempo que otros, pero la permanencia queda luego en los recuerdos y en lo que nos han dejado.

Cada uno llega en el momento oportuno, el cual se descubre cuando uno empieza a atar cabos y a descubrir qué debe aprender en cada caso.

Pero cuando llegó esa persona que nos marcó, que nos fastidió tanto como nos hizo reír, que nos hizo sentir furia y amor en la misma proporción, es allí cuando se extraña.

Gracias.

 

“Fue sin querer
Es caprichoso el azar
No te busqué
Ni me viniste a buscar…” JMS

 

Blogalaxia Tags , , ,
Technorati Tags , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s