Nacer intocable

06_4.jpg

 

La marginación, el descuido, la ignorancia, la pobreza.

Nacer predestinado a estar apartado y no hacer nada para revertirlo.

En una sociedad en donde la defensa de los animales ha alcanzado en algunos lugares (preferentemente Europa) puestos importantes dentro de la legislación, la frase “La vida de 165 millones de indios vale tanto como la de un perro” causa una sensación bastante contundente.

Es que en India, aunque la discriminación de casta esté prohibida por constitución, el apartheid sigue estando vigente.

“Bant Sing es un hombre sin brazos y al que le falta una pierna. Sus miembros le tuvieron que ser amputados a causa de los fuertes golpes que le propinó la policía india cuando en 2006 acudió a denunciar la violación de su hija de 16 años.

Sing es un dalit, un intocable, al igual que otros 165 millones de personas en India, y su vida vale tanto como la de un perro.

Cada 20 minutos se produce un crimen contra esta comunidad de desposeídos, el 89% de los cuales nunca se resuelve. Se trata de asesinatos, abusos y violaciones cometidas en el nombre de la casta, un sistema de clasificación social que divide a los indios en grupos separados, marcándolos desde su nacimiento y que se transmite de generación en generación desde tiempo inmemorial.

Las personas intocables, por nacimiento, están condenadas a realizar las tareas más ingratas y a transmitir su condición a su descendencia. No hay posibilidad alguna de mejora para ellos.

El 90% de los pobres de la India y el 95% de los analfabetos son intocables.

Además de los actos de violencia física que ejercen contra ellos, en su día a día, por su “impureza”, “son repudiados, insultados, expulsados de lugares públicos; se les prohíbe recoger agua de los mismos pozos que las castas superiores y comer y beber con los mismos utensilios en los restaurantes”, entre otras cosas, según denuncia Unicef.

Los intocables viven en la pobreza porque creen que les corresponde pasar por ello. No suelen tener conciencia de su condición de persona y, por tanto, desconocen que por serlo le son reconocidos una serie de derechos.

ADN Mundo

Otras notas similares:

El apartheid oculto en la India

Blogalaxia Tags , , , ,
Technorati Tags , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s