Nuestra propia medicina

screenshot074.jpg

Pensaban que no iba a decir nada de las elecciones? Es que mucho no tengo para decir.

Largas colas, esperas, desear estar en otro lado y sin embargo tener la certeza de que había que votar.

Vehículos del comité trayendo personas con las boletas listas, otros con sus convicciones, otros con una gran nebulosa.

Luego, alegrías, tristezas, continuidad. Miles de emociones. Mientras algunos decían “no llegamos”, otros decían: “seguimos”.

Una vez más tenemos el país que queremos, el que desea la mayoría, para bien o para mal se ha tomado esa decisión en las urnas.

Analizar el resultado del voto, decir que Capital es una isla, que tal o cual ciudad es necia, y seguir ahondando en los “por qués” de la elección nos separan abismalmente como ciudadanos: que los empleados, que los de menos recursos, que los empresarios, que el conourbano…

Ya nada se puede decir.

Pero, para los que se quedaron con ganas de otra cosa, varios años de construcción esperan, si es que así lo desean.

Blogalaxia Tags , , , ,
Technorati Tags , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s