Viviendo con Freud

therapist.jpg

 

 

Una de las cuestiones que más me gusta de mi “relación” con mi psicoterapeuta es que no tengo que preocuparme por su estado. Es una hora semanal en donde sólo soy yo y una voz en el espacio que me habla de vez en cuando. No me preocupo por si está cansado, si se ve angustiado, si engordó, nada de eso. Seguramente es una posición muy egoísta la mía, pero les aseguro que para eso está el mundo fuera del consultorio: soy muy buena observando las variables en los demás.

Qué es lo que lleva a una persona a hacer terapia?

La irresolución de su vida, que es algo que en líneas generales ocurre con o sin terapia, nadie tiene la vida resuelta. Pero cuando hay síntomas que hacen este temita un poco más denso (angustia, depresión, llanto, ira) es conveniente tomar algunas determinaciones.

Hay personas que tienen un instinto de supervivencia agudo, y son las que toman el timón por ellas solas y deciden buscar ayuda (pasando antes por un período extenso de “yo puedo”). Otras van por recomendación o insistencia de amigos o familiares, y en muchos casos el abandono de la terapia antes de algún logro es casi tan normal como los pacientes que van al psicólogo como si fueran a la peluquería. Los primeros no toleran ya más cambios y la llamada resistencia es hace más grande que cualquier molino de viento. Los segundos terminan perdiendo el verdadero valor del tratamiento, y hacen de las sesiones un acto más en la rutina diaria.

Yo soy de las que deciden empezar sin que las empujen, tengo un termómetro interno que marca mis descansos y mis retornos (tengo que tratar de que ese termómetro no se atrofie). Y a decir verdad, he tenido logros que de otra manera no hubiese conseguido en toda mi vida.

Falta el grupo de los que esperan el efecto milagroso y curativo de los psicotrópicos sin siquiera pensar en nada, (menos hacer terapia) pero eso ya es otro tema.

La Nación ha sacado hoy un artículo cuyo autor es profesor de psiquiatría del Colegio de Medicina Weill Cornell, de los Estados Unidos: Richard A. Friedman.

El punto del artículo es cuando saber que hay que ponerle fin a la terapia.

Yo diría: cuando ya no hay nada de que hablar, pero no es tan sencillo:

Dice:

“Así que la mejor manera de responder a la pregunta “¿ya estoy listo para dejar la terapia?” es enfrentarla. Periódicamente, analice su progreso y pídale a su analista que le hable al respecto.

¿Cuán cerca está de sus objetivos? ¿Cuánto mejor se siente? ¿Sus relaciones y su trabajo son más satisfactorios?, son algunas preguntas posibles.

Hasta puede preguntarles a amigos cercanos o a su pareja si ven algún cambio. Si piensa que está mejor y considera finalizar el tratamiento pero el terapeuta no está de acuerdo, es el momento para una consulta independiente.

Si usted todavía no puede decidir si quedarse o partir, considere la posibilidad de un experimento. Tómese varios meses y vea cómo es la vida sin la terapia. De esa manera tendrá la posibilidad de juzgar los efectos sin estar realmente en tratamiento y sin pagar por él. Recuerde que siempre puede volver”.

Ayer estuve leyendo en un blog amigo un balance de fin de año, esos en donde revisamos qué logros hemos tenido, si alcanzamos nuestros objetivos, etc. Bueno, esto es más de lo mismo. Así como en una empresa al finalizar el año debemos hacer un balance contable, en todos los aspectos de la vida es necesario parar un momento para ver cómo van los números: de nuestra pareja, de nuestros hijos, de nuestra actividad física, de nuestra vida… y por qué no de nuestra terapia.

Blogalaxia Tags , , ,
Technorati Tags , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s