Amores trágicos: buceando en leyendas

Amores trágicos es el título de una lista que publicó 20minutos, en donde los lectores decidirán qué pareja es más trágica, inmortal, real, etc.

La lista tiene algunos ítems como la pareja protagónica de Titanic o los siempre taquilleros Romeo y Julieta. Personalmente me detuve en tres parejas de las cuales poco sabía, y como grandes amores, han sido protagonistas de óperas.

Hay dos sensaciones que tengo con este tipo de historias: por un lado nos alimentan (como cualquier fantasía) y por el otro hace que los amores reales parezcan muy aburridos.

 

 

Los amantes de Teruel

 

800px-amantes_de_teruel.jpg

Cuando parece que la muerte lo resuelve todo:

 

“La historia o leyenda de los Amantes de Teruel cuenta la historia de amor entre dos jóvenes turolenses, Isabel de Segura y Juan Diego de Marcilla.

En los primeros años del siglo XIII viven en la ciudad Juan Diego de Marcilla e Isabel de Segura, cuya temprana amistad se convierte pronto en amor. Rechazado por la familia, al carecer de bienes de fortuna por segundón, el pretendiente consigue un plazo de 5 años para enriquecerse. Parte a la guerra y regresa a Teruel cuando expira el plazo. Isabel es ya esposa de un hermano del señor de Albarracín. Consigue Juan Diego entrevistarse con ella en su casa y le pide un beso. Se lo niega Isabel y el joven muere de dolor. Al día siguiente se celebran los funerales en San Pedro. Se acerca al féretro una mujer enlutada: es Isabel, que quiere dar al difunto el beso que le negó en vida. Lo hace y repentinamente muere junto a él”.

 

Tristán e Isolda: la posión de amor

 

 

tristan_isolde_370.jpg

Una historia totalmente actual: la búsqueda de la felicidad, deseo de cambio, celos, infidelidad y atracción sexual.

El origen de esta historia se basa en una leyenda celta, y se ha dado a conocer mayormente por su ópera. La leyenda cuenta con varias versiones. Aquí una de ellas:

“En el cuento de Béroul, Tristán viaja a Irlanda para traer de regreso a Isolda la rubia para que la despose su tío el Rey Mark. En el camino, ingieren accidentalmente una poción de amor que causa que este par se enamore desesperadamente durante tres años. Aunque Isolda se casa con Mark, ella y Tristán están forzados por la poción para encontrarse y cometer adulterio. Aún cuando el típico personaje noble de leyenda medieval debería estar avergonzado por tales actos, la poción del amor que los controla libera a Tristán y a Isolda de esta responsabilidad. De este modo, Béroul los representa como víctimas. Los consejeros del rey intentan juzgarles por adulterio, pero, una y otra vez, la pareja se vale de trucos para preservar su fachada de inocencia. Finalmente, el efecto de la poción se termina y los dos amantes están libres de continuar. El final de Béroul es moral y ambiguo. Difiere de sus contemporáneos como Chrétien de Troyes y agrega un poco de mística a la leyenda de Tristán”.

Don Juan y Doña Inés

 

25438__80_m_1.jpg

Un cuento de hadas: totalmente light

“Don Juan apuesta con Don Luis que le quitará a su prometida, Doña Ana de Pantoja, y que además conquistará a una novicia. Al oír el desafío, el comendador Don Gonzalo de Ulloa, padre de Doña Inés, que llevaba en un convento desde su infancia y estaba destinada a casarse con Don Juan, deshace el matrimonio convenido.

Por la noche, Don Juan seduce a Doña Ana haciéndose pasar por su prometido. Después, escala los muros del convento donde está encerrada Doña Inés y la rapta. Don Juan y Doña Inés se enamoran locamente.

Don Luis y Don Gonzalo se enfrentan al protagonista en un duelo y Don Gonzalo muere, por lo que Don Juan tiene que huir a Italia.

Cinco años más tarde, Don Juan regresa a Sevilla y visita el cementerio donde está enterrada Doña Inés, que murió de amor. Doña Inés también ha hecho una apuesta, pero con Dios: si logra el arrepentimiento del joven, los dos se salvarán pero, si no lo consigue, se condenarán eternamente.

Ante la tumba de Don Gonzalo, Don Juan invita al comendador a cenar y éste lo invita a su vez a compartir la mesa de piedra con él en el panteón.

Cuando el espíritu del Comendador está a punto llevarse a Don Juan al infierno, Doña Inés interviene y le ruega que se arrepienta. La joven gana la apuesta y los dos suben al cielo rodeados de cantos e imágenes celestiales”

 

Fuente de las historias: Wikipedia

Blogalaxia Tags , , , , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , , , , ,

Anuncios

6 pensamientos en “Amores trágicos: buceando en leyendas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s