Ahora que…

No es raro ver en los cantautores coincidencias en cuanto a lo que escriben y cantan, en definitiva todos rondamos más o menos lo mismo: la vida.

Este “ahora” es en realidad “ahora que”, ya que la palabra sola ya fue, tiene poca presencia en el tiempo, no dura.

Todos tenemos un “ahora que”, sólo que muchas veces no paramos a medirlo, sobre todo si no tenemos viento a favor. Pero cuando una nueva etapa comienza que lindo es decir “ahora que”, luego de haber saltado la línea divisoria que nos sujetaba a algunos fantasmas, luego pareciera que seguimos más livianos.

La verdad es que me inspira totalmente a escribir mi “ahora que”, pero no quiero empañar la belleza de estos temas.

Primero supe del “ahora que” de Sabina. Sabina siempre me llegó porque otro lo escuchaba, y esta vez debo decir que este tema es el que más me gusta, el más real, brutal y certero.

“Ahora que (… )en la estación de las dudas,
muere un tren de cercanías…

(…)
Ahora que ni me mato si te vas.

(…)

Ahora que tengo un alma
que no tenía”.

El “ahora que”de Serrano me llegó explorando sus canciones, un tema mucho más dulce de escuchar y con un dejo de esperanza en sus líneas: todavía se puede volver a empezar:

“Ahora es el momento de volver a empezar, que empiece el carnaval,
la orgía en el Palacio de Invierno, de banderas y besos.
Se cayeron mis alas y yo no me rendí,
así que ven aquí,
brindemos que hoy es siempre todavía,
que nunca me gustaron las despedidas”.

Obviamente que Serrat tuvo su “Ara que”, aunque ese ahora se refiere a una edad: “ahora que” tengo veinte años. Conociendo a Serrat era de esperar que para los cuarenta el lema fuera “ahora que” hace veinte años que tengo veinte años.

En sus propias palabras:

“No pienso que tengo cuarenta años. Más exactamente, hace veinte años que “tinc vint anys”. Y me gusta. Me gusta celebrarlo, en primer lugar porque es algo festivo. Y celebrar fiestas es una manera de salir de la vida cotidiana. Y, sí, sí, me siento “bullir la sang, como tú dices, o como yo mismo decía en la canción. Para mí esto no ha cambiado y no me resulta nada desagradable contemplar ahora lo que me rodea desde la perspectiva actual y con todo lo que ha quedado atrás. (…)…, y dedicarme a esta clase de trabajo, el mismo que tú, desde otro ángulo es algo que mantiene siempre alerta todos los resortes de receptividad. Y es por todo esto que, tal como yo lo siento, hace veinte años que “tinc vint anys”. La Vanguardia 1983

“Ahora que tengo veinte años,

ahora que aún tengo fuerzas,

que no tengo el alma muerta,

y me siento hervir la sangre.

Ahora que tengo veinte años,

ahora que el corazón se me dispara,

por un instante de amar,

o al ver un niño llorar…”

Para los que rondamos los cuarenta ya sabemos que por suerte esas cosas no se pierden, que el corazón puede mantenerse joven, que las ilusiones siguen en pie, los proyectos pueden pensarse, soñarse y realizarse, que tendremos el alma más emparchada, las cosas más claras -tal vez-, las palabras serán más directas y ya sabemos que no nos vamos a morir por un traspié amoroso, posiblemente estemos más escépticos y descreídos… o hayamos encontrado el alma.

Los invito a poner sus “ahora que”, posiblemente me anime a poner los míos

Si quieren escuchar los temas se Sabina y Serrano en mi página de Fullblog lo pueden hacer: patote.fullblog.com.ar

Ahora- Ismael Serrano

Ahora que la adolescencia es un septiembre lejano,
humo de cerveza en un portal, un verano inacabado.
Algunos años en la facultad de ciencias,
papeles escritos, ron de Cuba, hojas de hierba,
un tren dormido en una vía muerta,
la luz de la ventana azul que siempre estaba abierta.

Ahora que quedan tan lejos las playas de Corfú,
las estaciones de trenes de Praga, Hamburgo o Estambul,
los viajes que trajeron a otros vistiendo nuestros cuerpos,
la luz de una cafetería, los amores conversos.

 

Ahora que te cansas y las piscinas cierran,
y apura el último baño la luz de las estrellas.
Ahora que regreso a los lugares a donde quise huir
y nadie me espera allí.
Ahora que casi llego a fin de mes,
que amo a una mujer.

 

Que amo a una mujer.

 

Ahora que pago las facturas, que me besé en La Habana,
que sueño con Lacandona, que ya no escribo cartas,
que cumplimos más años que promesas,
que se hunden nuestros corazones como la vieja Venecia,
que llego tarde a los cines y al fin del planeta,
que alquilo un pequeño piso en un castillo de arena.

 

Ahora que duelen las resacas y cortan como una navaja.
Ahora que nadie nos saluda por los bares de Malasaña,
que pido auxilio, besos y comida por teléfono,
que fumo flores y lloro a veces mientras duermo.
Ahora que tiemblo como un niño abandonado.
Ahora que viejos amigos nos han traicionado.

 

Ahora es el momento de volver a empezar, que empiece el carnaval,
la orgía en el Palacio de Invierno, de banderas y besos.
Se cayeron mis alas y yo no me rendí,
así que ven aquí,
brindemos que hoy es siempre todavía,
que nunca me gustaron las despedidas.

……………………………………………………………………….

Ahora que – Joaquín Sabina

Ahora que nos besamos tan despacio,
ahora que aprendo bailes de salón,
ahora que una pensión es un palacio,
donde nunca falta espacio
para más de un corazón…

Ahora que las floristas me saludan,
ahora que me doctoro en lencería,
ahora que te desnudo y me desnudas,
y, en la estación de las dudas,
muere un tren de cercanías…

 

Ahora que nos quedamos en la cama,
lunes, martes y fiestas de guardar,
ahora que no me acuerdo del pijama,
ni recorto el crucigrama,
ni me mato si te vas.

 

Ahora que tengo un alma
que no tenía.
Ahora que suenan palmas
por alegrías.
Ahora que nada es sagrado
ni, sobre mojado,
llueve todavía.
Ahora que hacemos olas
por incordiar.
Ahora que está tan sola
la soledad.
Ahora que, todos los cuentos,
parecen el cuento
de nunca empezar.

 

Ahora que ponnos otra y qué se debe,
ahora que el mundo está recién pintado,
ahora que las tormentas son tan breves
y los duelos no se atreven
a dolernos demasiado…

 

Ahora que está tan lejos el olvido,
ahora que me perfumo cada día,
ahora que, sin saber, hemos sabido
querernos, como es debido,
sin querernos todavía…

 

Ahora que se atropellan las semanas,
fugaces, como estrellas de Bagdad,
ahora que, casi siempre, tengo ganas
de trepar a tu ventana
y quitarme el antifaz.

 

Ahora que los sentidos
sienten sin miedo.
Ahora que me despido
pero me quedo.
Ahora que tocan los ojos,
que miran las bocas,
que gritan los dedos.
Ahora que no hay vacunas
ni letanías.
Ahora que está en la luna
la policía.
Ahora que explotan los coches,
que sueño de noche,
que duermo de día.
Ahora que no te escribo
cuando me voy.
Ahora que estoy más vivo
de lo que estoy.
Ahora que nada es urgente,
que todo es presente,
que hay pan para hoy.
Ahora que no te pido
lo que me das.
Ahora que no me mido
con los demás.
Ahora que, todos los cuentos,
parecen el cuento
de nunca empezar.

……………………………………………………………………….

 

Ara que tinc vint anys – Joan Manuel Serrat

 

 

Ahora que tengo veinte años,

ahora que aún tengo fuerzas,

que no tengo el alma muerta,

y me siento hervir la sangre.

 

Ahora que me siento capaz

de cantar si otro canta.

Hoy que aún tengo voz

y aún puedo creer en Dios…

 

Quiero cantar a las piedras, a la tierra, al agua,

al trigo y al camino, que voy pisando.

A la noche, al cielo, a este mar tan nuestro,

y al viento que por la mañana viene a besarme el rostro.

 

Quiero alzar la voz por una tempestad,

por un rayo de sol,

o por el ruiseñor

que ha de cantar al atardecer.

 

Ahora que tengo veinte años,

ahora que aún tengo fuerzas,

que no tengo el alma muerta,

y me siento hervir la sangre.

 

Ahora que tengo veinte años,

ahora que el corazón se me dispara,

por un instante de amar,

o al ver un niño llorar…

 

Quiero cantar al amor. Al primero. Al último.

Al que te hace padecer. Al que vives un día.

Quiero llorar con los que se encuentran solos,

y sin ningún amor van pasando por el mundo.

 

Quiero alzar la voz, para cantar a los hombres

que han nacido de pie,

que viven de pie,

y que de pie mueren.

 

Quiero y quiero y quiero cantar.

Hoy que aún tengo voz.

Quién sabe si podré mañana.

 

Pero hoy sólo tengo veinte años.

Hoy aún tengo fuerzas,

y no tengo el alma muerta,

y me siento hervir la sangre…

Blogalaxia Tags , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , ,

Anuncios

Un pensamiento en “Ahora que…

  1. Pingback: Las cosas que nos evocan las canciones de Serrat | XJMSerrat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s