Santa’s Ghetto

screenshot173.jpg

 

Es sabido que las navidades no representan para todos lo mismo.

Aunque no podemos dejar de negar que la gran mayoría está arrastrada por el consumismo y el egoísmo materialista que acarrea esta festividad.

Dentro del sálvese quien pueda, o el de vivir la vida de uno y que el otro se salve cómo pueda, nos olvidamos de otras realidades.

Que no faltará alguna Navidad en donde quede alguna silla vacía, es más o menos lo predecible de esta vida, la mortalidad.

Que tengamos navidades sin altos de fuego, con niños desnutridos, con gobernantes manipuladores, con muros divisorios, con apartheid, con fobias diversas para explicar nuestra segregación, con el descuido constante hacia todo lo vivo que nos rodea, eso no es lo predecible y puede ser evitado.

Como en muchas otras oportunidades, el arte se acerca a estas realidades, sale a la calle a modo de graffitis y otras manifestaciones.

Los invito a recorrer el gueto de Santa, no sólo para tomar conciencia del muro de Belén, sino de todos los otros muros existentes en este planeta, los que se construirán en un futuro, y los muros que nosotros mismos construimos a nuestro alrededor.

 

 

730751.jpg

 

Un ángel aplastado por una roca, expuesto en una galería de Belén, parte de la iniciativa El gueto de Santa

 

“El proyecto, de nombre Santa’s Ghetto (El gueto de Santa Claus), ha reunido a decenas de artistas locales e internacionales que, gratuitamente, han cedido sus obras a una galería o plasmado su grafiti en esta polémica barrera de verjas y hormigón de hasta ocho metros de altura que rodea Belén en tres direcciones.

“Queremos llamar la atención de mucha gente que está celebrando la Navidad en todo el mundo sobre el hecho de que Belén está rodeada por un muro que impide a su gente desplazarse, trabajar o hacer su vida libremente”, explica Tristán Manco, portavoz de la galería donde se exponen algunas de las piezas.

Las paredes y rincones de una antigua pollería, situada en la misma Plaza del Pesebre de Belén, a pocos metros de la basílica de la Natividad que sitúa el nacimiento de Jesús, están repletas de cuadros y esculturas pacifistas y anticlericales.

Algunas hacen alusión al conflicto palestino-israelí, como un contenedor de basura con un letrero del bloque de asentamientos judíos en Cisjordania Maale Adumim o una maqueta de la ciudad vieja de Jerusalén jalonada de torres militares de control.

Otras cargan contra el presidente estadounidense, George W. Bush, quien aparece en un óleo con el ex primer ministro británico, Tony Blair, dejando atrás un sangrante globo terráqueo con una enorme, pero inútil, tirita.

La otra parte de la iniciativa, los grafiti en paredes de Belén y el muro de Cisjordania, son más bien alegorías pacifistas llenas de ironía, como una paloma de la paz con chaleco antibalas, o una pierna que atraviesa la barrera de hormigón, obra del artista español conocido como 3D.”

20Minutos

 

730764.jpg

Una paloma con un chaleco antibalas, pintada por el grafitero británico Banksy, cuyas bromas visuales de fuerte contenido político se venden en las galerías de arte internacionales. Banksy, quien conserva en absoluto secreto su verdadera identidad, tuvo que huir en Belén para preservar su anonimato cuando una multitud se le acercó mientras dibujaba esta paloma sobre una pared donde cuarenta personas murieron en la Primera Intifada.

sam3_deeprooted.jpg

Sam 3 – Deep Rooted

 

 

 

 

 

 

 

 

Blogalaxia Tags , , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s