El perro bloguero, recopilaciones, cambios y otros.

Cada vez que me decido a navegar por internet para recopilar información sobre cómo mejorar este espacio… ocurre un tsunami.

El tsunami en realidad pasa por este blog.

Muchos de los artículos escritos con fines de ayudarnos, en realidad funcionan como espejo (otras veces funcionan como una amiga envidiosa).

Cuando nos miramos al espejo pensamos y hasta decimos en voz alta los cambios que deberíamos hacer en nuestro cuerpito -para qué ahondar ahora en ese tema-. Una amiga envidiosa está todo el tiempo criticándonos y tratando de que hagamos cambios sin retorno.

Pronto voy a cumplir un año de existencia en este medio. Obviamente fueron incontables las oportunidades en las que recurrí a los consejos de internet para buscar herramientas y otras ideas. Fue así como pasé varias etapas:

Primero tuve un blog.

Luego tuve otro en otra plataforma igualito.

Puse publicidad en uno de ellos.

Puse música, calendarios, nubes de tags, etiquetitas de todos los colores y tamaños,

Tuve plantilla “oficial”

Diseñé la cabecera para mi propia plantilla.

Puse enlaces. Puse notas de actualidad.

Un dia borré todo el blog en Fullblog, al día siguiente estaba copiándolo casi todo de nuevo.

Luego me animé a escribir cosas de mi autoría.

Colgué cuadros y puse obras de arte por todo el blog.

Tuve playlist una distinta cada mes.

Luego vino la etapa minimalista:

Saqué los cuadros, la música, la publicidad, la mitad de los directorios, casi todos los memes, algunos enlaces, ordené los tópicos.

Ah, esto es capítulo aparte.

Los tópicos terminan siendo como niños recién nacidos en el año del conejo, publicamos mil cosas y al no tener a mano una etiqueta como la gente creamos un millón de etiquetas nuevas. Pues bien, hoy me quedé con la mitad de las etiquetas no sin antes haber pasado mil horas reordenando posts.

Y les voy a hacer una confesión: ordenar los posts es como ver fotos viejas: sólo encontramos dos o tres que nos gustan, las otras queremos prenderlas fuego todas. Borré sólo algunos, otros los dejé casi como un acto piadoso de quién fui: una persona demasiado callada (no puedo creer que algunas publicaciones no tuvieran más de tres renglones).

En fin, traté de hacer todo lo que pude. Pero verán, como dicen todos y yo también repito: si el contenido es malo, no hay arreglo.

Uno de los consejitos -para quienes presten atención- no lo he seguido. Este habla sobre poner nombre y apellido y en lo posible una foto del autor del blog.

No estoy convencida de que la foto y el nombre le agreguen seriedad al blog. No estoy ofreciendo servicios, no cobro publicidad, simplemente tecleo de vez en cuando y lo subo a la web.

Qué pasó con esos escritores serios (nada que ver la comparación …) que utilizaban alias para publicar sus escritos?

Pues bien, no soy escritora pero me considero muy seria cuando así lo amerita.

Igual para que se queden tranquilos soy hermosa por donde se me mire, y mi apellido no es ni Pérez ni García, mucho menos uno doble, simplemente no lo conoce nadie.

Y aquí va uno de los mejores artículos sobre consejos para blogs de uno de los mejores blogs: Microsiervos.

Recopilación de consejos sobre cómo hacer un mejor weblog

Blogalaxia Tags , , , , ,
Technorati Tags , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s