Las iniciales de El Perro

No me gustan las joyas ni la bijouterie, imaginen un perro con un collar o con alguna piedra encima. Mejor un collar de cuero -del bueno obvio-.

De modo que cuando mi amiga me regaló la cuerda de caucho y una medalla con mis iniciales me pareció genial y totalmente acorde el regalo: básico, práctico y nada ostentoso.

Hace más de un año que la llevo encima sin quitármela ni de día ni de noche.

Mis iniciales no son nada del otro mundo, no son elegantes, no denotan un nombre sofisticado, no insinúan nada complicado. Asociadas con otras letras podría incluso a llegar a formar una palabra denigrante.

Las letras deben de haber escuchado mis pensamientos, ya que de a una me fueron abandonando.

Primero una sola, como yendo a explorar el terreno. Mi amiga se dio cuenta al verme que me faltaba la inicial del primer nombre -casi el más presentable-, quedando solo la inicial del segundo.

Ante tamaño acto de abandono, me dirigí a la relojería a tratar de solucionar el problemita. Obviamente ya había que crear otra letra porque la primera se había ido para más no volver.

Luego de veinte días me reencontré con ellas, ya estaban danzando una a la par de la otra, brillantes, destacadas y relucientes sobre el fondo negro.

El relojero no me cobró nada, ya que era un hecho de insurrección totalmente aislado.

Pasados quince días, me miro en el espejo del auto, y puedo ver sobre el fondo negro, apenas si la sombra que certifica que allí estuvieron dos letras: una un poco más arriba que la otra, diciéndole: “Yo soy la primera y la más conocida”.

Aunque ahora creo que también le debe haber contado que adónde se fue la original se la pasa bomba, porque las dos juntitas se tomaron el buque y abandonaron mi medalla.

Al volver a la relojería, miré de reojo un dije con forma de libélula: ideal para mi cuerda de caucho….

Pero no, le dije al relojero que por favor hablara seriamente con las letras, que no me podían abandonar así como así de buenas a primeras, que busqué sus significados en la red y me parecieron de lo más bellos, que consideraran volver conmigo.

Veremos qué pasa, la semana que viene tendré dos nuevas suplentes en mi cuello.

Blogalaxia Tags , , , , ,
Technorati Tags , , , , ,

Translate to English

Escuchar noticia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s