Veo veo: El Perro y su lucha contra el botox

screenshot025.jpg
Mona Make Over

Hoy en día es muy tentador ir a un centro de belleza o estética, al especialista en piel y al cirujano, siempre y cuando se cuente con moneda, money, lana o efectividad. En muy pocos casos se acepta el pago en especies.

Hay muchas mujeres que ya tienen este recorrido incorporado a las actividades diarias: gym, compras y gabinete. Debo reconocer en algunos casos los resultados de esta rutina son espectaculares, pero no siempre.

Quieren saber cómo escapé a estas tentaciones?

No les puedo negar: he acudido a camas solares -dos sesiones de diez minutos un año y una de quince al año siguiente-, algunas más de electrodos -es algo que se enchufa y conectado a algunas partes vitales de tu cuerpo lucha contra la ley de gravedad-, botas -son unas botas que se inflan y aprietan absolutamente todo lo que se debe como para estar todo el resto del día haciendo pis- y por último he probado un tratamiento que consistía en vendarse tipo momia una vez por semana, previa exfoliación y drenaje linfático -seguimos meando-.

En fin, de lo que nombré nada seriamente invasivo, o eso es lo que parece.

Pero vayamos por partes: la cama solar, el sol y sus derivados. Mi piel es sensible, casi tanto como mi alma. De modo que de color ni hablar, sol menos y parece que con esas pocas experiencias de cama solar fue más que suficiente: mi piel dijo: “Estás crazy!”, se brotó toda y yo me resigné a estar blanca como alguna de estas divas del cine mudo. No es tan grave, cultivemos otras cosas -ahora que lo pienso eso dicen las feas, las gordas y las mujeres que no se sienten con atractivo físico-.

Volvamos: con el tiempo llegué a estar muy agradecida por esta experiencia: recuerdo haber notado que la dueña de la cama solar era parecida a algún personaje medio muerto de Piratas del Caribe.

La otra mañana, degustando un desayuno tardío, enganché uno de estos programas matinales que hablan del tiempo, la belleza, los robos, como no bañar al gato y las nuevas parejas de la farándula. La nota era sobre los nuevos tratamientos faciales no invasivos, para estar divinas.

Todo iba de diez hasta que enfocaron a la especialista: tenía en su cara el recorrido de miles de tratamientos, abrasiones, peeling, botox, colágeno y todo lo que se les ocurra: resultado catastrófico.

También puedo contarles que conozco a una mujer que se pone cremas con retinoico a la mañana, a la tarde y a la noche. Creo que no tiene una buena visión suya frente al espejo: ha mudado tantas veces su piel que ya parece que no la tiene. Dejemos los detalles para otro día.

Por suerte esta visión negra de cómo verse mejor no es tan real: tanto hombres como mujeres están aprendiendo a disfrutar de los beneficios de la estética con pequeños cambios y sin embarrar la cancha: pequeño aumento de senos, corrección de manchas faciales, cremas de última generación, tonificar la piel y combatir celulitis con aparatos sofisticados.

En definitiva: mirarse al espejo, seguir siendo uno pero un poquito mejorados, algo que algunos hombres solucionan con sólo sacarse la barba.

Y bueno, lo esencial es invisible a los ojos.

Blogalaxia Tags , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , ,

Translate

Escuchar noticia

Anuncios

Un comentario en “Veo veo: El Perro y su lucha contra el botox

  1. Muy interesante, porque rescatás las virtudes de la revolución del colágeno y la cirugía plástica … Por mi parte , también he ido a camas solares (ahora opto por el maquillaje, es más rápido y barato), y me hice una cirugia de en las mamas, para agrandarlas, así que como veras no tengo ningún tipo de prejuicio contra las virtudes de esta onda New Look, de hecho he sacado buena ventaja de éstas y, de otra parte , sigo siendo una aficionada amante de la Cultura… Mens sana in Corpore Sano, decían los griegos…

    Un abrazo, Aquileana 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s