“De felicidad también se vive”

No es tan descabellado que cuando uno prueba algo y da resultado, quiera recomendárselo al resto del universo.

Una de los principales enemigos de iniciar una terapia con iniciativa propia, es la autosuficiencia. Yo puedo. Si llegué hasta aquí, puedo continuar con el resto. Cuando uno empieza a bucear en el complicado mundo del psicoanálisis comprende que en realidad la lucha sigue siendo de uno, y los resultados están muy ligados con nuestros límites, nuestros miedos, nuestro “hasta dónde”. No vamos a sentarnos en un consultorio para que nos digan qué tenemos que hacer. Esta es una visión muy simplista sobre el psicoanálisis.

Todas estas suposiciones son muy particulares, ya que surgen de mi propia experiencia.

Soy de las personas que han creído firmemente en su autosuficiencia, es más, aún sigo creyendo, a mi pesar es una bandera que no puedo sacarme tan fácilmente. Pero, cuando de la aparición de síntomas se trata, nada mejor que ir a buscar ayuda.

Opciones hay muchas, religión, terapias alternativas, deporte, meditación, astrología y por qué no psicoanálisis. Aunque muchas veces éste resulte ser un camino largo y doloroso.

Dice José Eduardo Abadi:

“El psicoanálisis le propone al hombre que se convierta en descubridor de la trama de situaciones de la que es efecto y logre transformarse en el constructor de su propio universo, o por lo menos en conocedor del universo del cual es protagonista.

El sujeto nace con un rol asignado y dentro de un argumento que se le ha anticipado; parte del análisis consistirá en ir descubriéndolo para que pueda dejar de ser sólo actor y devenir en coautor”.

José Eduardo Abadi, con su libro “De felicidad también se vive”, nos acerca una visión particular para llegar a la felicidad: trabajando y analizando. Lejos de fórmulas simplistas, rápidas y efímeras, nos invita a recorrer el camino del psicoanálisis, en donde “la idea es que el paciente consiga no sólo comprender su vida pasada y pueda contarla, sino que deshaga un síntoma hasta transformarlo e una narración de su pasado y de un esbozo del futuro que tiene en mente.”

Para los que no quieran complicarse un con libro tan “filosófico”, les recomiendo el libro de Rolón, en donde con sus Historias de diván, pueden acercarse un poco a la trama que se teje entre paciente-psicólogo, el trabajo de este último y espiar un poco en las intimidades ajenas.

Fuente: diario Perfil edición domingo 3 de febrero de 2008.

Contratapa del libro “De felicidad también se vive”: (Tematika)

¿De qué se trata la felicidad? ¿Existe? ¿Llega de un modo azaroso, o es posterior a una búsqueda y a un trabajo acorde? ¿Existe una felicidad posible para todos los seres humanos? José Eduardo Abadi, reconocido médico psicoanalista, asume el desafío de repensar el concepto de felicidad despojándose por completo de fórmulas simplificadoras. Abadi propone el “ser feliz” como la combinación armónica entre lo que se siente, lo que se piensa y lo que se hace. Si nos planteamos metas alcanzables, renunciamos al goce del sufrimiento y relegamos las fantasías que nos llevan a callejones sin salida, la felicidad es posible. Y no se trata, por ello, de una felicidad mediocre, sino de un intento de coherencia interior entre nuestros anhelos y la realidad. Estamos pensando la felicidad humana, ligada a nuestra condición de sujetos mortales, incompletos y en conflicto. Si esto queda anulado, se juegan engañosamente objetivos inalcanzables. Por otro lado, no podemos pensar la felicidad como un concepto aislado. Es importante articular lo individual con la relación con el otro, con la sexualidad, la pareja, la imaginación, la amistad y la sorpresa. Abadi nos acerca formulaciones sobre la felicidad que han realizado pensadores significativos en la historia del conocimiento. Veremos allí los puntos de coincidencia y disenso entre ellos y, sobre todo, qué lugar ocupan muchas de esas formulaciones en nuestro presente. De felicidad también se vive reabre un diálogo preexistente pero a veces dejado de lado en la sociedad: el camino hacia la búsqueda de la felicidad. Se trata de un libro necesario, inteligente y riguroso, como sólo un pensador de la talla de José Eduardo Abadi podría escribir.

Sobre el autor:

José Eduardo Abadi es médico psiquiatra, psicoanalista, didáctico de la APA y profesor del Instituto de Psicoanálisis. Actor y dramaturgo, es autor de obras teatrales que se ubican entre el grotesco y el absurdo. Se desempeña además como periodista cultural en televisión, radio y medios gráficos. Es reconocida su labor como asesor de distintas instituciones y organismos, y también como consultor de empresas en temáticas que tienen que ver con la confluencia de lo psicológico, lo social y lo empresarial. Entre sus libros podemos destacar ¿De qué hablamos cuando hablamos? e Invitación al psicoanálisis “escritos junto con Mauricio Abadi”, El bienestar que buscamos y Eduardo y Marco Antonio. Junto con Diego Mileo escribió No somos tan buena gente. Un retrato de la clase media argentina, Tocar fondo. La clase media argentina en crisis y Hecha la ley, hecha la trampa. Transgredir las propias reglas: una adicción argentina. Este nuevo título es parte de la serie que inauguró con Los miedos de siempre, los terrores de hoy y El sexo del nuevo siglo. (Tematika)

Blogalaxia Tags , , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , , ,

Translate

Escuchar noticia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s