La lectura de El Perro: “Dos mujeres en Praga”

 

screenshot025.jpg
Portada de Dos mujeres en Praga

Además de estar eligiendo pisos para una casa que no será del todo mía -esto queda para otro blog en otra vida-, me he estado dedicando a la lectura y por qué no a la reflexión, si es que así se le llama a un montón de voces alocadas corriendo por los pasillos de la mente.

Luego de leer la última novela autobiográfica de Millás “El Mundo”, he decidido que no estaría mal alguna cuestión retórica, y empezar a bucear en su pasado.

 

Para este acto elegí -no al azar debo admitirlo, sino entrando en la sección “libros más vendidos del autor”, que desfachatez justo yo que despotrico contra las masas y me ufano de lo no convencional!- Dos mujeres en Praga., novela ganadora del Premio Primavera de novela 2002.

De paso no está mal constatar qué eligen los jurados cuando dicen unánimemente “esta novela es the best”.

Debo decir que esperaba otra cosa, en mi desconocimiento del autor, o en realidad en mi visión parcial de Millás, a quien venía viendo sólo a través de El Mundo.

Cuando abrí Dos mujeres en Praga, esperaba una novela de verdad. Una novela en donde los personajes bailan su propia historia y no se mete nadie en el medio. Pero esto es imposible con el autor, quien tiene la maña o la manía de meterse en absolutamente todo -si lo dejas se mete en tu vida como lo ha hecho con la mía-.

Tal es así que a poco de pasar las hojas descubrimos a Millás dentro de la novela y narrando en primera persona. Situación que en realidad estuvo lejos de desagradarme.

La magia del escritor reside tal vez en esa cuestión: ser parte, ser medio, transmisor, narrador, protagonista, personal. Su novela es un todo: ficción y verdad. Seguramente ni él mismo en una tarde podría llegar a delimitar entre una y otra, porque como siempre, la ficción repetida termina siendo la realidad que nos creemos.

Este juego entre lo real y lo irreal, hace que surja esta cuestión de desatender la realidad por estar viviendo en la estratosfera, para no nombrar otra vez al paraíso de lo inexistente.

El hilo conductor de la novela es la adopción. Los personajes principales (que al principio son Luz y Álvaro y luego termina siendo Juan José) oscilan entre la sospecha de ser uno adoptado y de haber sido la mujer que lo dio en adopción, cuestiones que quedan a decisión del lector determinar si son ciertas o no, aunque la verdad poco importa en esta narración.

Varios fueron para mí las consignas que me atraparon de la novela: los hijos deseados, los no tenidos, los tenidos y abandonados (ya sea que sigamos actuando como padres), el deseo de ser adoptado soñando con que en realidad la vida tenía reservada otros padres para nosotros, y la posibilidad de elegir ver la vida desde otro ángulo, éste último ejemplo relatado maravillosamente mediante un personaje que utiliza un parche en su ojo derecho para ver la vida con su ojo zurdo, entre otros detalles como sólo utilizar la parte izquierda del cuerpo para desenvolverse.

En fin, en este juego de realidades y ficciones, derechas e izquierdas, adopciones, padres ausentes, tenemos una novela que lejos de situarse en Praga, nos ayuda a repensar algunas cosas.

P.D.: Les he dicho que me encantan las postdatas? Pues bien, esta es para aclarar que no soy crítica. Es más, hasta creo que los críticos no deberían de existir. Este relato es mi percepción muy particular sobre una lectura que de seguro no le gusta a todo el mundo. Para gustos los colores.

Translate

Blogalaxia Tags , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , ,

Escuchar noticia

Anuncios

2 pensamientos en “La lectura de El Perro: “Dos mujeres en Praga”

  1. Curiosamente yo también he leído “Dos mujeres en Praga” después de “El mundo”. Me parece mucho más interesante ésta última. Ambas se mueven en el mismo universo, tan característico de este autor, pero “El mundo” me resultó mejor resuelta. Quizás influye también que lo que cuenta de la infancia me resulta más cercano. De todos modos las obsesiones de Millás (lo real y lo aparente, el otro, el doble, las realidades paralelas) están presentes en toda su obra. Me parece interesante tu post.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Hola!

    Pasaba por aquí y al leer su nombre (Millás) no he podido resistir la tentación de leer tu opinión tan personal sobre este libro.

    Soy una gran admiradora de Millás, me he leido casi todos sus libros y puedo constatar que sí, tiene una forma especial de ver la realidad. Pero eso es precisamente lo que me gusta de él, sobre todo porque es fácil que en todos sus libros encuentres un trozo de su personalidad.

    Me gusta Millás, porque hace que me replantee las verdades universales (o que me tape el ojo derecho cuando voy leyendo en el metro).

    Te recomiendo que sigas disfrutando de su novela.

    Un saludo y enhorabuena por tu blog

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s