De un mundo y de otro, de realidades y utopías.

Luego de una pausa, de silencios y de varios días ausentes, tratando de estar presente en el “mundo real”, vuelvo a las palabras.

Siempre fui consciente de las dos dimensiones de mi vida. Una es donde interactúo con otros seres que me ven como parezco ser: una mujer adulta, callada, reservada, risueña, enojada, responsable, rebelde, explosiva, pasiva, trabajadora, madre, tan tolerante como intolerante, tan abierta como cerrada, tan perfecta como imperfecta.

Y la otra dimensión, en donde estamos mi mundo y yo. En ese mundo soy una persona más simple y bella, las conversaciones pueden tornarse en discusiones también, pero casi siempre llegamos a un acuerdo, yo y mi otro yo y el espejo. Claro, es que en ese mundo nos reducimos y nos multiplicamos, nos protegemos de lo que no nos gusta, nos desconectamos. Mientras tanto, la persona que late, la que lleva las venas y su sangre dentro, esa se mueve por inercia, apenas haciendo notar que se desliza como zombi.

Hoy sé que muchas personas han hechado mano a este truquito. Pero alguien realmente ha podido hacer un puente entre un mundo y el otro?

Quienes parecen tener mayor capacidad de crear otros universos son los niños.

Gracias a miles de fantasías y sueños, logran armar un mundo digno de Las mil y una noches, o para no sonar tan añejos, un mundo como el de Harry Potter.

 

Los chicos tienen propiedades que de adultos se van diluyendo: hacer grandes cosas con pequeñeces, ver los colores tal cual son, mirar dentro de tus ojos y saber qué sentimientos tienes. Dicen algunos que hasta se acuerdan de vidas anteriores en las primeras etapas. Creer o no creer, pero los ángeles están más cerca de los chicos, sonríen cuando quieren y dicen lo que piensan.

Quién diría! Una forma aparentemente sana de estar drogado.

Definitivamente este truco no es para usar todos los días, sino simplemente para aquellas ocasiones en donde de paso buscamos conectarnos con nuestro alma, y con nuestro deseo, quien dice, por ahí…

Mi mundo cambia, porque las fantasías cambian. A veces se viste de rosa, de tierno y de romance con algún desconocido, otras veces toma forma y se parece mucho al lugar en donde yo pensaba que vivía cuando era chica.

En ese lugar, en ese barrio había una calle que cuando recién la asfaltaron usábamos patines y bicicletas para deslizarnos sin peligros.

En ese pueblo no había apellidos, ni status. Nos juntábamos con quienes queríamos. Los del norte con el sur, los del centro con los barrios. Vivíamos penas en casa, pero en la calle, del lado del frente, no existían.

Había mariposas en las veredas y sapos en los patios. Los perros iban y venían tranquilos, sabían que las cercas siempre estaban abiertas para su regreso, tenían cucha, agua y comida.

En esa otra dimensión, sueño con un lugar en donde nos miramos a los ojos, y no somos más que lo que se ve allí: el reflejo de nosotros mismos, con nuestras grandezas y nuestras pequeñeces, pero en definitiva nuestro reflejo.

Utopía, utopía.

Podrá todo esto amalgamarse con la realidad, no morir por el engaño y sobrevivir en la vida adulta?

Puede ser una utopía, puede parecer tonto y naif, pasado de moda, de época.

No va con los noticieros, en donde nos dicen que niños y adultos andan armados, drogados, sin sueños y sin remordimientos por la vida. En donde por cada bala hay una venganza, y por cada bomba miles de venganzas más, por cada padre sin justicia por su hijo dolor y rencor.

Por cada raza una guerra, un territorio que proteger, un muro para construir en la frontera, por cada barrio apellidos que defender y que ocultar, y en demasiados escritorios de gobernantes muchos papeles para esconder.

Los miedos danzan y nos hipnotizan, nos hacen ver personas peligrosas a cada paso y por protegernos constantemente nos perdemos en un mar de prejuicios.

Y sí, parece que un mundo y el otro no tienen nada que hacer juntos.

Aunque para decirles la verdad, esto último no me lo creo.

Blogalaxia Tags , , , , ,
Technorati Tags , , , , ,

Translate

Escuchar noticia

Anuncios

3 comentarios en “De un mundo y de otro, de realidades y utopías.

  1. En el mundo de El Perro, hay un cachorrito, en la portada, que es re-tierno. Y fotos deliciosas.
    Me encanta ver los cambios en los blogs ajenos.
    Yo, no… Soy un amargo… No cambio nunca.

    Te preguntarás: -Tan temprano y ya en pepe?…
    Nooo… para nada… Chochera, nomás..!

    Es que los otros temas son tan grossos… La violencia de género me saca… La utopía y la realidad están tan divorciadas…

    Dejame con las fotitos y el perrito…

    Besos!

    Me gusta

  2. Muy bien por la dictomía que planteás entre el mundo social y el privado…
    Por lo demás, que seas consciente de esta parcelación es un mérito… Hay tantas personas que pasan por la vida sin notarlo… ( y, lo peor es que pasan…)

    Saludos, Aquileana 🙂

    Me gusta

  3. Gracias Aquileana, aprovecho para saludarte en este post en particular, tal vez uno de los más confusos. Pero es verdad, hay personas que sólo pasan, la idea es pasar y dejar algo, entre otras cosas.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s