Francesca: encontrando el lugar para volver a bailar.

 

“It doesn’t matter where you are
I can see how fair you are
I close my eyes and there you are
Always”

I see your face before me – Fragmento

 

 

Robert Kincaid nunca trabajó en National Geographic Magazines. Y Francesca posiblemente nunca existió… o sí. El hecho es que Los puentes de Madison, escrito por Robert James Waller, es a mi parecer un excelente libro, de la misma manera que la película.

Como siempre, en el libro encontramos detalles que por tiempo, practicidad y otras cuestiones estéticas, son imposibles de reflejar en una película.

nuevo-19.jpg

La película data del año 1995, y yo la he visto desde que he podido a razón de una o dos veces por año. Tal vez, me desvela la decisión que hubiese tomado al finalizar los cuatro días, tal vez ni siquiera hubiese tenido que decidir nada porque no me hubiese subido a la camioneta la primera vez. Creo que en realidad, a parte de ser casi un acto masoquista -por las lágrimas que brotan cuando termina la misma-, la sigo mirando para ver en qué cuadro estoy dentro de ella.

A medida que pasan los años y voy creciendo, voy teniendo otras vistas respecto a la situación que se presenta en la película.

Hoy, ciertamente, deseo que la mayoría de las personas puedan tener su gran amor, dure cuatro días, cuatro años o cuatro décadas.

P:D:: Creo que ya he rendido homenaje a esta película en este blog. A los que sienten la reiteración mil disculpas. No lo puedo evitar.

 

nuevo-11.jpg

“Vivo con el corazón cubierto de polvo. Esa es la mejor manera en que puedo expresarlo.

Hubo mujeres antes de ti, algunas, pero después de ti ninguna. No hice ningén voto de celibato; sencillamente no me interesan”.

nuevo-131.jpg
“Dios o el universo, o lo que uno elija para nombrar los grandes sistemas de equilibrio y orden, no reconocen el tiempo terrestre.Para el universo, cuatro días no es distinto de cuatro mil millones de años luz. Yo trato de tenerlo siempre presente.”
nuevo-151.jpg
“Al fin y al cabo, no soy más que un hombre. Y todas las elucubraciones filosóficas que puedo conjurar no me salvan de desearte, todos los días, a cada momento ni del despiadado gemido del tiempo, el tiempo que nunca puedo pasar contigo, dentro de mi cabeza.”
screenshot051.jpg
Roseman Bridge – Iowa

 

 

“…la botella sin abrir

Las copas vacías,

Ella se estiró para alcanzarlas

En un lugar al norte de Middle River,

En Iowa.

La miré con ojos

Que vieron el Amazonas del jíbaro

Y el camino de seda

Con el polvo de la caravana

Alzándose a mis espaldas.

Hasta los espacios nunca penetrados

Del cielo de Asia”.

Extractos del libro de Robert Jamens Waller

Madison County

Otra página del condado en donde pueden ver los puentes cubiertos

Para escuchar la banda de sonido (cuatro temas) pueden ir al mismo post en otra plataforma.

Blogalaxia Tags , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , ,

Anuncios

Un pensamiento en “Francesca: encontrando el lugar para volver a bailar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s