Neurosis de fin de semana largo

Para ser que pasaron bastantes días en los que no escribía me sentía soberanamente regular. El silencio de las palabras no era precisamente el silencio de la mente. Por alguna extraña razón ajena a mi comprensión, mi mente y el poder de transformar los pensamientos en palabras estaban divorciados.

Divorciadas estaban las personas que frecuentando últimamente. Y no hablo del divorcio legal. Hablo de la disociación.

Aparentemente desear, querer y tener, habían pasado a caminar distintos senderos, y cada uno para un punto cardinal distinto. Esa es al menos la impresión mía en base a lo que había recogido de la calle los últimos días. Y no es que yo estuviese al margen…

Disociado, separado, divorciado, incongruente. Vidas paralelas, soñadas, deseadas, perseveradas (existe tal término?).

Sí, somos todos una manga de histéricos -neuróticos diría un analista con mayor propiedad del significado de éstos términos-.

Neurosis: Trastorno parcial de los aspectos funcionales de la individualidad que afecta sobre todo a las emociones y deja intacta la capacidad de razonamiento.

Bueh, nada que no nos pase una mañana cualquiera a una hora cualquiera. Quién no vive emocionalmente convulsionado hoy en día?

Pero si este fin de semana de cuatro eternos días, es el momento justo en el almanaque para situar gente con trastornos emocionales!!

[Hay alguna estadística certera que nos diga cuántas personas realmente intentan o logran quitarse la vida un fin de semana como estos? No, seguro que no. Hay una explicación bastante lógica: según dicen muchos suicidios pueden evitarse y también muchos de estos sucesos terminan con la carátula de muerte violenta o accidente.]

Volviendo: de pronto me figuro esas películas que recurren -demasiado frecuentemente para mi gusto- a las tomas en donde espiamos cinco segundos por las ventanas de un vecindario. La cámara pasa de una ventana a otra trayéndonos imágenes de lo que se quiera enfatizar: por ejemplo mucha gente sola.

Ahora me viene a la mente Frankie and Johnny, y una seguidilla de escenas en un mismo momento sobre diversas situaciones de los protagonistas.

Digamos que este fin de semana tenemos la cámara en mano. Y tenemos el equipamiento especial que nos permite detectar aquellas situaciones tapa síntomas: viaje tipo minivacaciones con otra familia y muchos chicos -cuanto más ruido mejor; trabajo adicional impostergable; alguna pastilla para pasar de largo hasta el martes -puede ser alguna otra sustancia-; aprovechar a mudarse, limpiar placares, dar vuelta la casa y afines; alquilarse al menos tres temporadas de Lost + Friends y hacer un maratón de series…

La lista es interminable, aunque creo que me olvidé de los huevos, es decir hacer muchos huevos de pascua artesanales: para la familia, los vecinos y el prójimo.

Cámara en mano, obviamos todas estas situaciones, y nos encontramos con … el desastre.

Cuatro días en cualquier vida que se precie por pasar una crisis como la gente, son como una pequeña guerra: guerra de soledad, de llanto, de desesperación, en otros casos de aburrimiento, de sueños -vieron todo lo que se puede soñar en media hora de siesta? – sobredosis de Chat y por qué no separación total. Si las cosas no vienen muy bien con tu chico -esto parece sacado de la página 12 de la Cosmopolitan- te conviene evitarlo o no sobrevivirán ni locos.

De pronto esta cuestión de que muchos hombres dediquen estos fines de semana largos a irse a pescar, o que algunas mujeres lo utilicen para hacer ferias americanas, no me parece tan disparatado. Tampoco que se vayan todos juntos a algún lugar bien convulsionado tipo Mar del Plata. Suddenly hasta me parece saludable estar ocupados.

Pero volviendo a la cámara que espía qué están haciendo este fin de semana? , veo …veo …

Translate

Blogalaxia Tags , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , ,

Anuncios

3 pensamientos en “Neurosis de fin de semana largo

  1. ¡Qué razón tenés!

    ¿Qué hice yo estos días? descansar. Dormí mucho, comí mucho (uyy), y vuelta a descansar. Visitas a familiares, cociné muy poco, y realizo visitas ahora que tengo la pc en órden.
    Mañana nuevamente al trabajo como siempre. A seguir la rutina de la que no podemos escapar tan fácilmente.
    Ahora me retiro porque tengo que cortarme las uñas, limarlas y pintarlas (siempre con un blanquecino) aunque de vez en cuando, un rojo intenso que queda bien.

    Un beso

    Me gusta

  2. Yo me vine a la costa (en el momento que escribo esto, todavía estoy), con cámara en mano para retratar a una impresionante cantidad de neuróticos, que parecen más felices cuanto más se pisan los callitos… Intento esquivarlos, pero me ganan… Ay!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s