Crisis en Argentina: “Demasiado ocupados en las palabras…

…. Para poner a salvo de ellas las cosas

Demasiado obligados en sus pesadas corazas…

(Tordos y caracoles-Joan Manuel Serrat – Frag)

Que mi silencio como ciudadana se haya extendido hasta hoy, no quiere decir que haya dejado mi conciencia de argentinidad a un lado, ni que deje de escuchar las hirientes y prepotentes palabras que vienen desde el poder. Mi silencio es el mismo de muchas personas, que se levantan por la mañana, madrugan su día y salen a sacarle jugo a la jornada.

Es imposible disociarnos: los ciudadanos somos humanos, los mismos que luego del desayuno salimos en el auto puteando al que pasó por la izquierda sin mirar, los que estamos apurados para casi todo, los que llevamos a los chicos al colegio y asistimos a las reuniones sin escuchar, los que nos vestimos mejor ese día que estamos enamorados, los mismos que pagamos los impuestos como podemos y soñamos con irnos dos veces al año de vacaciones. Los que llegamos agotados a la noche y ya no queremos más reproches, los que parece que muchas veces vivimos en stand by, o que no nos inmutamos por nada, si total no hay nada que hacerle.

Ayer fue uno de esos días mágicos, en los que se demostró que en el fondo si pensamos que hay más que hacer, en los que pedimos por favor que no se nos siga tratando de idiotas, que se nos escuche, que no estamos de acuerdo con discursos de atril e imágenes de divas inaccesibles.

Ahora que parece que estamos actuando, no hay de dejar ir este sentimiento de que podemos cambiar, queremos cambiar y que no necesitamos que ningún Fernández nos haga buscar la palabra masivo en el diccionario, o nos digan que en realidad estamos redistribuyendo la riqueza cuando hay hospitales que no tienen iodopovidona como desinfectante….

Este ya no es un tema de porcentajes o de retenciones. Para el caso los trabajadores autónomos que manejan cuentas bancarias aún aportan al superhabit con el olvidado impuesto al cheque y siguen callados la boca. Detalles hay un millón, pero tal vez no sea cuestión de detalles, sino de palabras, de muros, de inaccesibilidad, de falta de diálogo y sobre todo de dejar que la ciudadanía siga fragmentándose: pobres, ricos, derecha, izquierda, capitalismo, socialismo, hacendados, porteños, peones, gobernantes…

Señores: las crisis sirven, son necesarias y de ellas se sale. Sólo hay que seguir insistiendo, sufriendo, aportando y cambiando, y con una sola bandera.

Los dejo con la introducción de la columna de Jorge Lanata:

“-Lo que quieren es dejar sin alimento a los argentinos -dijo Alberto F. a la mañana, en una de las radios del Grupo Clarín.

La frase del jefe de Gabinete fue un excelente resumen de la posición del Gobierno para los próximos días: son “ellos” (el campo, los que “quieren”) los culpables del imparable desabastecimiento contra “los argentinos”. El campo, claro, es extranjero. Y está a dieta o, en el peor de los casos, podrá morder algunos pastos para alimentarse. Lo importante -como pudo notarse tantas veces en el discurso de la Presidenta- no es la realidad sino “el relato”, de modo que la manera de ganar la guerra gaucha será insistir con el relato del grupo de millonarios pasando por encima al pueblo con sus 4 x 4″ La única verdad no es la realidad -frag- Crítica de la Argentina

803690.jpg

Blogalaxia Tags , , , , ,
Technorati Tags , , , , ,

Anuncios

4 pensamientos en “Crisis en Argentina: “Demasiado ocupados en las palabras…

  1. La situación es peligrosa. Y excede el marco de las retenciones o no, o del cálculo de su porcentaje. Es peligroso, cuando los que deben mantener la cabeza fría, y gobernar “para todos los argentinos”, se empeñan en sectorizar. Se autodefinen como los “defensores de los verdaderos argentinos”, los pobres, los negritos, los indefensos. En contra de los “poderosos y terratenientes”, que sólo llevan agua para sus propios molinos.
    Excluyen, alegremente, irresponsablemente.
    Si, al menos, intentaran emular a Perón. El General aunaba, sumaba. Y cuando restó, así les (nos) fué.
    Quiero creer que se trata de un error, que aún, estamos a tiempo de enmendar. Caso contrario, lo veo mal. Muy mal.

    Me gusta

  2. Pat:
    Sabés cual es mi frase de cabecera:
    La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

    Abrumarlos con capacidad. Inundar las calles con la verdad de la argentina que sufre a la corporación política.
    La patria subsidiada es un ejemplo de sociedad en decadencia.
    La cultura del trabajo debe anteponerse ante cualquier intento de amedrentamiento.
    Por nuestros hijos. La argentina nos tiene que encontrar en la calle y a los gritos. Acá la democracia se esfumó, dándole paso a la demagogia que permite hoy esta verdadera autocracia de una mente bipolar.
    Hay que enfrentar los miedos pero con altura y coherencia.
    Con paz pero con firmeza.
    Te mando un abrazo de hermano argentino a hermana argentina.

    Me gusta

  3. Gracias Oliver: tus palabras son más acertadas que las mías, y concuerdo con ellas ampliamente. Ayer tuve posibilidad de unirme a una manifestación pacífica en mi ciudad (Tres Arroyos), cantamos el himno nacional y nos desplazamos sin ningún tipo de banderas políticas, simplemente en un acto de acompañamiento para los productores que por esta zona son mayoritarios. Fue emocionante. Aunque por el otro lado es desesperante escuchar al Señor D’Elia mientras copa plaza de mayo, o ver la cantidad de litros de leche tirados en los campos. Me quedo con tus palabras: paz y firmeza. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s