Echando mano a la vía de la exigencia

El lunes amaneció como casi todos los últimos días: soleado. Para ser una persona a la que el clima le pasaba exactamente por el costado, bastante consciencia climática estaba teniendo últimamente.

No estar al tanto de la actualidad meteorológica es todo un problema. Ya el pilar básico de todo inicio de comunicación entre dos seres humanos ortodoxos resulta ser un fiasco.

En mi casa de la infancia se debía hablar mucho del clima, ya que está constatado que hablar del clima obstruye cualquier otro síntoma que haga hablar de algo más profundo. Sentimientos? No, qué es eso.

En plan de obstrucción de sentimientos y crisis está la exigencia.

No hay nada mejor que la exigencia, el orden, las manías y los horarios para tapar cualquier exceso de vapor que salga de la olla a presión -guarda con la olla que puede colapsar-.

Plan para tapar cualquier síntoma que le pida a uno que debe de hacer algún cambio de rumbo:

Nota: este plan está ideado para una mujer, preferentemente de mediana edad y que pulule entre una doble vida: trabajar fuera y dentro de casa, qué pensaron?

Levantarse temprano. Nunca está de más hacerlo. Primero porque para cuando salimos de casa la cara se deshinchará lo suficiente como para no parecer una esponja con retención de líquidos.

Para tapar cualquier pensamiento tempranero e incluso para no recordar algún sueño disparatado de la noche anterior, recomiendo desayunar -se lavaron los dientes primero?- mirando alguna serie de Warner, tipo Gilmore Girls. Pueden anotar algunas frases magistrales que les sirvan de respuesta durante el resto de la jornada. Hay algunas utiles para quien padezca de alguna madre manipuladora.

Luego del desayuno -pueden estar acompañadas o no, eso es lo de menos- la exigencia demanda que dejaremos el hogar familiar ordenado. El orden es casi sinónimo de control, cuando vemos la casa ordenada o el escritorio ordenado, sentimos como una tranquilidad en forma de brisa que nos da aire para que todo siga pareciendo tan bajo control. O somos nosotros los que nos estamos hundiendo? Repitan: Orden-control.

La vía de la exigencia va tomando color. Luego de ver que nuestra casa luce habitable -aunque hayamos metido todo el desorden en un cajón- llegó la hora del orden personal.

Este es necesario por varias razones. Primero que nos iremos a trabajar en un rato y la buena presencia es una de las mejores cartas de presentación que tiene una persona controlada, segundo que debemos tapar todo lo que de alguna manera quiere salir afuera y es imprescindible impedir su paso sea como sea.

Empezamos con una buena limpieza de cutis: gel de limpieza, gránulos de limpieza, máscara para cerrar los poros -no tienen idea de todo lo que entra y sale por los poros-, tónico y alguna máscara súper nutritiva, hidratante, refrescante y ocultadora de síntomas.

Los resultados pueden ser sorprendentes: nos miramos al espejo y todavía tenemos la misma edad de ayer, si nos acercamos más veremos alguna lunática en el fondo de los ojos que nos está gritando desesperadamente para que reaccionemos.

Otro tema. Siguiente paso.

Ducha reparadora, dos lavados con shampoo y uno con bálsamo, cremas y aceites corporales. Como hoy es día de control elegiremos alguna vestimenta contenedora, algo sobrio y no demasiado llamativo. Perfume? Un poco de rimel, mucho corrector de ojeras y a salir a la calle. Con suerte, hoy nadie que tenga intenciones de desestabilización se cruzará por nuestro camino.

Ahora los dejo, porque la máscara verde que tengo puesta está como demasiado dura….

Translate

Blogalaxia Tags , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , ,

Escuchar noticia

Anuncios

3 pensamientos en “Echando mano a la vía de la exigencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s