La casa de la playa

Paseo por la playa – Daeni Pino

Me levanté más temprano de lo usual esa mañana. No muchos kilómetros me separaban de mi destino. Los hice como siempre, tal vez un poco más lento que en otras épocas -los reflejos empiezan a fallar con los años-.

Luego de dejar la ruta tomé el camino de tierra zigzagueante que me llevaba a la casa.

La casa se llamaba La Elena. No sé por qué, tal vez porque había leído su significado y me había gustado mucho: la resplandeciente. Me pareció que era un nombre de buen augurio eso de brillar.

Años estuve dudando donde colocar esa casa que  imaginé  tener desde los veinte años. A esa edad siempre pensé que estaría en la playa, y sería algo así como una casa de madera pintada de blancos y ocres, pisos crujientes, elevada una altura apropiada desde el suelo, tan cerca del mar como para dormir acurrucado en él todas las noches, tan lejos de la civilización como siempre me había gustado.

A los treinta imaginé -sin conocerte aún- una casa cerca de las sierras, tal vez cobijada por una. En esta oportunidad era de material, con troncos de madera y piedras de las canteras de Tandil, emplazada en un lugar boscoso e inaccesible.

La casa de los cuarenta la imaginamos juntos, porque ya estabas conmigo, luego de estar una eternidad soñandote.

Hoy, a muchos años de todo eso, estaba frente a la casa de mi vida, aquella en donde pasamos nuestros últimos años juntos. Si hay algo en común que tuvieron estas casas que soñé fueron el sofá y tu presencia. Sabés que he tenido otros amores en mi vida, porque siempre que estuve en una relación dí lo mejor de mí. Pero en tu interior está la certeza de ser mi último y gran amor, mi sueño, mi meta, mi último descanso, mi pasión, mi locura y mi paz, la bisagra que me llevaría a mis últimos años de soledad conmigo misma, mi último beso y mi última despedida.

White Sand – Daeni Pino

Una vez que descendí del auto, con nervios agarré las llaves de mi cartera. Era la primera vez que entraba sola en la casa, por más que esperara esta vez no vendrías. Ni bien abrí la puerta me invadió el aroma de nuestro hogar. Qué bello tu olor y el mío mezclados! Por un segundo temí que no pudiera mantenerse mucho tiempo adentro. Cuánto duraría? Cuántos días lograría yo sentir que tu espíritu estaba cerca del mío?

Me recosté en nuestro sofá. La manta con la que te había cubierto los últimos días antes de llevarte al hospital todavía estaba sobre él. Me envolví como queriendo abrazarme, cerré mis ojos y por primera vez en mi vida hice un duelo como la gente.

Atrás quedaron los años en donde era una persona fuerte y segura. Esta vez las decisiones no eran mías, la impotencia y el golpe del destino no tienen manera de asumirse.

Cuando pude componerme, recorrí la estancia como pude. Toqué cada objeto que recordaba habías tenido entre tus manos, también aquellos que habías construido en esos largos descansos que nos tomábamos mientras yo permanecía en mis letargos de lectura y escritura.

Tu obra más preciada por mí estaba junto a la cama. El baúl en donde guardábamos todo aquello que fuimos, nuestras cartas, nuestras fotos, nuestros sueños y alguna que otra prenda especial. Sí, también había algunos platos rotos.

La tarde llegó demasiado pronto. Me dijiste a las seis y ya casi era la hora.

Mis manos temblorosas tomaron tu urna y salí a la playa. La Elena era nuestra casa en la playa. Junto a vos aprendí a reconciliarme con el mar durante tus largas horas de pesca. Dejé una vela prendida junto a la ventana desde donde yo te miraba los días fríos y salí despacio hacia la orilla. Quería que hiciera de faro en caso de que me extraviara en la locura de tu despedida.

Cada paso eran mil lágrimas, pero lo hice. Tus cenizas volaron hacia la inmensidad del océano, y una parte de mí se fue con ellas.

Dulce Descanso – Daeni Pino

Página oficial del artista Daeni Pino

Pino, Guiseppe nació Dangelico en Bari el 8 de noviembre de 1939, comenzó sus estudios en el instituto del arte de la ciudad.

En 1960 se inscribió a academia de Milan de Brera donde él perfeccionó su talento para pintar desnudos . En los dos años él estudió en la academia, estuvo bajo influencia del Pre-Rafaelístas es y de Macchiaioli. Mán información sobre el artista y su obra en Taller 54



Blogalaxia Tags , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , ,

Anuncios

12 comentarios en “La casa de la playa

  1. Me sorprendiste, agradaste y emocionaste.
    Hermoso relato, con todo el sentimiento aflorando en cada frase.
    Una historia de amor, de muerte, de reencuentro. Y liberación.
    Una muy grata sorpresa, Perris.

    Enhorabuena.

    Me gusta

  2. Georgie: tu sensibilidad hace que puedas percibir más cosas que cualquier otra persona. Este relato fue escrito hoy, pero en realidad es recurrente, como un sueño que se repite con el transcurso de los años. Sin leer en su totalidad el de hace 18 años, me senté y escribí en la misma dirección.
    Gracias Georgie por pasar

    Me gusta

  3. …me gustaría volver al hogar y comer tomates y remolachas de tu cocina, claro que el fuego deberá estar encendido, a veces hace frío sin saber por qué…

    cojo tu manta de terciopelo y me la echo sobre mi cuerpo frío y de nuevo siento la feliz agonía del deseo…

    mi casa es de caracolas salvajes robadas al mar

    Me gusta

  4. que te puedo decir para ser original? nada que no te hayan dicho…hermoso el relato y me encanto, creo que es una bella historia, si tenes mas para compartir de este estilo: bienvenidas sean!! espero que este comentario no te haga reir como algunos que ya te han escrito…

    Me gusta

  5. listo, pero tengo que admitir que quedo un poco redundante el texto
    la proxima vez, prometo que voy a tenr mas cuidado antes de dar por terminado un texto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s