El Hombre y la mujer

Azul océano – Kenny Primmer

“El hombre es la más elevada de las criaturas;

La mujer es el más sublime de los ideales.

Dios hizo para el hombre un trono,

Para la mujer un altar.

El trono exalta;

El altar santifica.

El hombre es el cerebro,

La mujer el corazón,

El cerebro fabrica la luz;

El corazón produce el amor.

La luz fecunda, el amor resucita.

El hombre es fuerte por la razón;

La mujer invencible por las lágrimas.

La razón convence;

Las lágrimas conmueven.

El hombre es capaz de todos los heroísmos;

La mujer de todos los martirios.

El heroísmo ennoblece;

El martirio sublimiza.

El hombre tiene la supremacía;

La mujer la preferencia.

La supremacía significa la fuerza;

La preferencia representa el derecho.

El hombre es un genio;

La mujer es un ángel.

El genio es inmensurable;

El ángel indefinible.

La aspiración del hombre es la suprema gloria,

La aspiración de la mujer es la virtud extrema.

La gloria hace todo lo grande;

La virtud hace todo lo divino.

Abstract day – Kenny Primmer

El hombre es un código;

La mujer un evangelio.

El código corrige,

El evangelio perfecciona.

El hombre piensa;

La mujer sueña.

Pensar es tener en el cráneo una larva;

Soñar es tener en la frente una aureola.

El hombre es un océano; la mujer es un lago.

El océano tiene la perla que adorna;

El lago la poesía que deslumbra.

El hombre es el águila que vuela;

La mujer es el ruiseñor que canta.

Volar es dominar el espacio,

Cantar es conquistar el alma.

El hombre es un templo;

La mujer es el sagrario.

Ante el templo nos descubrimos;

Ante el sagrario nos arrodillamos.

En fin:

El hombre está colocado donde termina la tierra;

La mujer donde comienza el cielo.”

Víctor Hugo.

P.D.: este es un regalo que recibí hoy y quería compartirlo con ustedes. Sobra cualquier palabra.

Reseña biográfica

Poeta, novelista y dramaturgo francés nacido en Besançon en 1802.

Su niñez transcurrió en Francia, Italia y España donde su padre prestó servicios al ejército francés. A partir de 1815 regresó a Paris para completar su educación, orientada fundamentalmente hacia la literatura. El primer libro de poemas, “Odas y poesías diversas”, publicado en 1822, le abrió las puertas de la fama, convirtiéndolo más tarde en una de las figuras más importantes del romanticismo francés. Inicialmente monárquico, fue nombrado Par de Francia por el Rey Felipe de Orleans. Sin embargo, a raíz de la revolución de 1848 se convirtió en un férreo defensor de la república, situación que lo obligó a exiliarse durante quince años en Bélgica y Gran Bretaña.

De su producción poética de destacan “Las Orientales”, “Hojas de Otoño”, “Los castigos”, “Las contemplaciones” y “El arte de ser abuelo”. Obras como “Cromwell” en 1827, “Hernani” en 1830, “El jorobado de Notre Dame” en 1831, y “Los miserables” en 1862, entre otras, constituyen su gran aporte a la literatura universal.

Falleció en Paris en mayo de 1885, a la edad de 83 años.

Fuente: A media voz

Blogalaxia Tags , , , , ,
Technorati Tags , , , , ,

Anuncios

5 pensamientos en “El Hombre y la mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s