Yo, la peor de todas.

Happy Family Life – Rosina Wachtmeister

Qué mujer no ha dicho esto cuando la familia política se le ha avanzado sobre una -pobre, indefensa, plena de amor-.

Bueh, tampoco la pavada, digamos que uno tiene sus cositas. Y de familias políticas yo les puedo hablar, ya enterré a la segunda y vamos…

Eso me hace acordar a alguna noche en la que soñamos encontrar al hombre de nuestra vida, que además de perfecto, pasional, cariñoso y compañero sea… huérfano, o de familia desconocida y con pocas probabilidades de hallarla.

Mi primera familia política fue un primor, hasta que me fui a vivir con ellos. Yo, con apenas dieciocho años y el tanque lleno, limpiaba, cocinaba y trataba de ganarme a mi suegra de cualquier manera posible. La partida ya estaba perdida: la primera ofensa que se le puede hacer a una mujer es hacerla abuela de buenas a primeras casi antes de los cuarenta. Terrible afrenta. Una vez superado ese mal trago, llegó la hora de los críos. Sí, esa cosita llamada nieto, pasa a ser rehén en la disputa por los cuidados. El primer portazo lo di cuando dije de mi hijo me encargo yo, seré joven pero aprenderé. Segundo mal paso: demostrar autosuficiencia y autoridad. Luego de muchos pasos, todos tendientes a marcar límites imaginarios en una casa compartida, el camino del exilio llegó antes de lo pensado.

Algunos pocos años pasaron y con éstos el desgaste y la separación, el amor no manifestado y las ganas de vivir otra cosa. Las palabras de aliento: qué vas a hacer sola con un hijo, no vas a enganchar a nadie, de qué vas a vivir, por qué no seguís casada unos años más para que quedes mejor parada…

Siempre hay algún buen samaritano en el camino que nos recuerda que estamos en carrera y nos hace de puente para la siguiente víctima. Lejos de ser huérfano, la siguiente víctima vino con familia numerosa en sus espaldas. El menor de los hermanos, el más bello, el más cuidado, es que salía solo con hermosas mujeres y justo se viene a enganchar esta atorranta que encima viene con regalito.

Otra vez a pedalearla. Esta vez nada de vivir con la familia política. Cenas familiares tratando de decir sí o no, hacerse la boluda como fuera y tratar de no escuchar … no escuchar, justo escuché u quedé enroscada toda la semana.

Así pasaron unos años, hasta que la correa se me salió y sentí que alguien me pateaba por debajo de la mesa: era mi ex marido, se ve que yo me estaba explayando de lo lindo con lo que pensaba sobre la vida. Ni hablar del nuevo retoño: pero si es igualito al padre! Menos mal porque sino….

Otra lápida más con mi nombre sobre ella.

Cuántas posibilidades hay de tener otra familia política con mi edad? Numerosas, pero esta vez seguro que será todo mucho más extenso, ya que salvo que enganche algún soltero empedernido y mañero, las posibilidades vienen con hijos, ex mujeres, ex suegras, todo en un combo precioso.

Y qué mujer no dijo alguna vez yo la peor de todas?

Dedicado a mis dos ex familias políticas, para que me recuerden con cariño, que he sido un perro fiel pero ladrador y justiciero -a mi manera-. Existe otra?

P.D.: y vos te tragaste esa de que su única familia sos vos? A bueno…

Blogalaxia Tags , , , ,
Technorati Tags , , , ,

Anuncios

6 comentarios en “Yo, la peor de todas.

  1. Uf….una amiga siempre dice…nunca te olvides que cuando te juntas, casas o novias con un hombre, lo hacés también con su familia, o como decís muy bien….salvo que sea huerfano…
    que siempre seremos…”yo la peor de todas…” por más que uno le haya puesto pila al asunto…..que te sea leve con el próximo…good luck!

    Me gusta

  2. todos bienen con familias a la espalda es cuestion de aceptarla o no, tenes algunos piolas y otros no. pero queda feo para mi gusto estar diciendo si nuestros ex fueron victimas y cual sera la otra por respeto a nuestros hijos, una queda como “la peor de todas” segun como termine la relacion si una quiere vivir en paz y la conciencia tranquila sabe como hacer, creo que toda relacion terminada de años siempre tiene muy buenos recuerdos y cosas vividas importantes sera que yo trato de quedarme con los buenos momentos vividos

    Me gusta

  3. Hay de todo…como en botica, entendí tu mirada irónica en el post..y me pareció hasta divertida..ya que han pasado, pasan y pasaran ese tipo de relaciones en las familias…como hay otras: es el caso de mi mamá y mi abuela paterna, que luego de separase mis papás y hasta el diá de la muerte de mi abuela (20 años después de la separación)fueron como madre e hija, amigas, confidentes, mi abuela volcó en mi mamá lo que no pudo hacer con su propia hija y su otra nuera y mi mamá vió en ella una mamá, pero, a la cual poder decirle lo que le pasaba sin celos, ni enfrentamientos ni nada..y se vió el dia en que faltó mi abuela..donde mi mamá sabía más cosas de ella que el resto de la familia… por eso en las familias hay de todo …como en Botica
    P.D.: difiero con Pancho…no todos los amigos van y vienen,..como en Botica…en el tema de la amistad..también hay de todo (vale la aclaración esto lo quise poner en el otro pero no me dejó)

    Me gusta

  4. Hola soy Palas jeje, dí con tu blog luego de buscar en Google: happy life jejeje buscando una imagen para un poema = p

    me encantó la imagen de este post: Yo, la peor de todas.

    Espero, no no… fijo ya te agrego a mi blog para leerte! saludos desde Costa Rica = )

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s