Polos opuestos

Encuentro cercano Artista: Talantbek Chekirov

El era un hombre errático, huidizo, poco convencional. Las reuniones sociales, cumpleaños, fiestas, salidas y derivados no eran lo suyo. Correcto al hablar, pocas amistades, estructurado.

Si se asentó fue por seguridad. Los treinta son el momento justo para semejante cosa. Para ese entonces un hombre ya fue y vino por varios paisajes: montes, sierras, selvas. Era hora de la llanura, un lugar propicio y sin grandes sobresaltos.

Qué mejor que una casa tibia esperando al regreso del trabajo. El almuerzo a las doce puntual, comidas caseras, el mate siempre listo, niños riendo, siesta y nuevamente el trabajo llamando a la puerta. Cenas silenciosas, la cama ordenada. Fines de semana poblados de ocupaciones. De nuevo el lunes. Y así giraban los días como una vuelta al mundo.

Esta puede ser la historia de casi cualquier hombre. Esos que nos cruzamos por la calle y nos preguntamos qué hacen de sus vidas, si aman a alguien, si ríen, cuando fue la última vez que abrazaron, si viven la vida que alguna vez soñaron, si leen cuando están sentados en el inodoro o si roncan mucho por las noches.

Pero…. siempre hay un pero.

Pero fue la mujer con la que se cruzó una mañana. Loca como pocas, Conce no tenía nada mejor que hacer de su vida que meterse en un brete tras otro. Desordenada, histérica, bella, insegura, independiente, tímida y encaradora, obviamente no usaba reloj y el trabajo es una de esas cosas que uno tiene para subsistir. La casa? Una morada cálida para disfrutar de su propia compañía. Hombres? Nada muy comprometido. Desde su separación tenía algo muy claro: hombres sí, pero con cama afuera. Reuniones sociales, comida preparada, mucho gabinete, gimnasio, Pilates y cuanta cosa anduviese dando vueltas para levantar la autoestima. Pilchas las mejores. Fines de semana en algún spa, viajes a Mardel para recorrer la Guemes. Nadie a quien rendir cuentas ni explicarle que está haciendo uno en este momento.

Entre tanta cosa justo se fue a topar con él. Fue un lapsus, un momento de distracción, unos segundos en donde miró para donde no debía. Obviamente que no se encontraron en un pub nocturno. Fue la puta casualidad que los hizo verse en la vía pública como si no hubiese nada más circulando por la calle.

Dirían algunos que era la frutillita que le faltaba a la torta.

Tender Passion Artista: Talantbek Chekirov

Otros se preguntaban de qué manera se pudieron atraer dos personas tan distintas.

El primer mes fue de locos, apasionado, los minutos rejuvenecieron cada pliegue de piel de ella. Fue amada como pocas veces y él le correspondió con minutos apasionados, que se transformaron en cuartos de hora y en horas.

Pétalos de rosas navegando por el vientre, cigarrillos encendidos en la obscuridad, carcajadas sonoras y sinceras, abrazos interminables…susurros al oído, una manteca.

Lo primero que ella se dijo es que iba a manejar la situación. Como quien maneja un auto, una empresa o la tarjeta de crédito. No puede ser tan difícil. Vivamos el día a día a ver que pasa. Qué puede pasar? Dentro de unos meses esto será historia.

Pero el corazón no sabe nada de manejos, la razón de pronto quedó a kilómetros de distancia y las noches sin su presencia se hicieron cada vez más largas. Extrañar? Pero si no hay hombre al que yo haya extrañado! Mal intento.

Lo primero que él se dijo es que iba a manejar la situación. A esta mujer la iba a domesticar cueste lo que cueste. Miró el reloj, tenía casi todo bajo control… menos a ella. Sus clientes, los horarios de la comida, trabajo after office. Pero no había manera de hacer entrar a esta mujer en algún renglón de su agenda. Llamaba cuando no debía, hablaba antes que él, lo avanzaba todo el tiempo, desaparecía cuando quería y lo volvía cada día más loco de amor.

El supuesto orden de él se inundó con el desorden de ella, el reloj fue a parar a la basura y de pronto todo era un super caos. Literalmente él quedó despeinado por el huracán, y ella naufragando en un mar de inseguridades.

Y pasó que los pensamientos se convirtieron en sentimientos, los sueños en realidades, algunos miedos completaron el cuadro… y la pregunta del millón: en qué nos hemos metido?

Y bueno, relájate y goza.

Blogalaxia Tags , , , , ,
Technorati Tags , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s