De historias y pies amarillos

Voy a hacer una postdata pero al inicio: que tal el título del post? Ya sé, sub realista, continuemos.

“Por el renglón del corazón
cada mañana descarrila un tren.
Y al terminar vuelta a empezar
dos horas después de amancer.

Tiene la vida un lánguido argumento
que no se acaba nunca de aprender,
sabe a licor y a luna despeinada
que no quita la sed.

La noche ha consumido sus botellas
Dejándose un jirón en la pared.
Han pasado los días como hojas
de libros sin leer”.

Dos horas después – Joaquín Sabina – Frag

Joan Miró – Abstraction

El profesor me manda las pinturas de su amor -y esposa-  por correo electrónico. Son una belleza. No sé si están enamorados pero me reconforta pensar  que sí, y que las pinturas de ella destilan algo más que figuras al óleo.

La señora fulana de tal me dice que el amarre que pagó a una bruja desconocida no funcionó, encontró otra vez mensajes en el celular de su marido con otra mujer, tal vez por enésima vez. No sé qué decirle. Mientras la miro pienso que clase de persona es el marido que ni siquiera borra los mensajes del celular después de enviados. No es lo que hace todo el mundo? La confianza está muy devaluada últimamente. Y qué corno puedo decirle yo?

Una casi mujer de veintidós años esté tratando de salir fuera de la cama que la atrapa. Tiene todo por terminar, todo por emprender, sin embargo la vida se torna desabrida. Plan B: rutina de múltiples actividades para tratar de zafar. Puede que funcione, puede que no.

Ellos se conocieron hace doce años, entre los dos tienen tantas heridas de cirugías como de las otras en el alma. Pero se tienen, el uno al otro y un millón de historias para contar.

El sueña con irse de la casa, pero no con pasar una noche lejos de sus hijos. La culpa hace que solo mire desde lejos aquella vida que podría tener y no tiene. No se anima, tal vez tenga razón, hay heridas que no cicatrizan nunca.

Otra mujer goza de estar sola en casa, los hijos se han ido, y de pronto el saberse unos días con su propia compañía es lo mejor que le puede pasar. Total en unos días se llenará todo otra vez de vida.

Para todos no es lo mismo. Mi mitad no es tu mitad, mis vivencias me duelen más que las tuyas, porque las tuyas no las sufro. Tu manual tiene ochenta capítulos, el mío menos pero más extensos. Mi manual no te sirve, pero igual te escucho.  Tus críticas hacen heridas en mi piel, mis comentarios te exasperan, pero seguimos caminando a la par sabiendo de nuestros desaciertos.

Las neurosis crecen en las ramas del alma como brotes en primavera, hacen cosquillas, molestan un poco, a veces logramos espantarlas y otras vuelven.

No se puede vivir de esperar y de soñar sin hacer nada por llegar al horizonte y tocar la línea divisoria que une el cielo y la tierra. Pero muchas veces estamos cansados, y tal vez una noche de sueño no sea reparadora. Seguramente mañana el reloj avise que tenemos que despabilarnos, ponernos las pilas, remar de nuevo, reactivarnos.

Una vida más hace falta para terminar ésta, y aún puede quedar inconclusa.

La casa quedó vacía, los horarios cambiaron. La hora de la siesta es un agujero negro en el día que se parece a todos. No importa si son dos o tres en la casa. Ella respira y percibe todo. Uniones y desuniones. Cambios que deben hacerse y decisiones que no llegan.

Historias.

Joan Miró – Bullfight

Pies quietos, asentamiento, estancamiento, raíces, conocido, limitado, parado. Tener pies quietos es estar anclado, varado, petrificado, dormido.

Plantas del pie adheridas a la tierra como sopapas viendo pasar otras plantas y otros pies. Esos cuyos dedos no sólo señalan un punto cardinal sino que se dirigen a él, aunque algunas veces vuelvan sobre sus pasos o cambien este por sudeste.

Pies que forman pasos, abren caminos, aplastan gramilla, juegan con la espuma de mar y dos por tres sangran por una astilla. Esos pies sí que sienten.

Joan Miró – Hermitage

Blogalaxia Tags , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , ,

Anuncios

Un pensamiento en “De historias y pies amarillos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s