Atardeciendo el año

 

 

Andy Warhol – Sunset

“Siento mi corazón en la dulzura
fundirse como ceras:
son un óleo tardo
y no un vino mis venas,
y siento que mi vida se va huyendo
callada y dulce como la gacela.”

Gabriela Mistral – Atardecer

 

Ya las últimas horas del año arañan las paredes. Creo que todos sentimos que no vale la pena suspirar por este año desahuciado al que no se le puede pedir más. Seguramente alguno lo habrá aprovechado más que otro, aunque la sensación en la calle para mí es la misma: por fin se termina.

El año por venir (que hermosa palabra cuando esta unida) siempre trae promesas, muchas de las cuales no vienen con el año nuevo precisamente,  sino que nosotros se las adosamos, las colgamos una por una en el tendal de los doce meses esperando el momento oportuno para descolgarlas y volverlas a guardar en el placar hasta el año siguiente. No es un secreto, muchos de nosotros no podemos mantener los proyectos más allá del brindis de fin de año.

Miro embelesada como algunas promesas si se cumplen. Las promesas de aire libre, de vacaciones cortas de fin de semana o en otros casos de semana entera. La familia, los chicos corriendo por la arena, el mar prometedor que espera allí a que juguemos con sus olas, y no dejemos afuera a sierras, ríos, lagunas, y demás que tienen el mismo mérito de recreo que el mar.

El verano viene con promesa de vacaciones. Las parejas que caminan por la playa con algún bebe me parecen cada vez más jóvenes, y mientras me enrollo en la reposera con mi libro de ocasión me repito que ya tuve eso.

Pero volvamos al año, que no sólo promete vacaciones a los más afortunados, peces dorados a los pescadores, mosquitos a los que se queden en el patio de casa. El año promete y promete a través de cualquier arte adivinatoria del momento, que justo en diciembre adorna los escaparates en forma de revistas y libros especializados. Horóscopo chino, lunar, que los arbolitos, que el Maya que esta de súper moda lástima que para el 2012 se termine, numerología, y los clásicos de todo el año: tarot, runas, I Ching.

Ah! hermosas promesas de enero escritas en hojas nuevas de libros no tan baratos, que nos hacen sonreír porque de la nada nos casaremos, procrearemos, nos mudaremos, viajaremos en avión (les conté que no tengo pasaporte?), nos animaremos, seduciremos, nos renovaremos.

Que si caigo en la trampa? Claro que si, nada más refrescante que hermosos cuentos de hadas para empezar el año. Y mientras leo que me va a caer la fortuna de todos lados, vuelvo a replegarme en la reposera (cosa que me aburre bastante también les conté?) y miro el horizonte y la forma que las nubes toman en el infinito.

Ahí supe que era hora de pintar mi propio cuadro.

Andy Warhol – Sunset

Blogalaxia Tags , , , , ,
Technorati Tags , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s