Los expedientes “EX”

Irene Sheri – Poetry reading

Estoy exhausta. Debe ser mezcla de pensar con pensar. Lejos de poder instalarme en mi casa a no hacer nada, tuve que salir a tomar otros aires. Y paradójicamente tomando otros aires el tiempo no me alcanza para nada de lo que quiero hacer, que es precisamente descansar.

Tandil es definitivamente otro aire.

Las mañanas en la ciudad siempre tuvieron para mí ese sabor extra. Sola o acompañada, no me podía privar del lujo de amanecer –amanecer se entiende en este caso, como una hora cualquiera antes del mediodía- desayunando sola en un café del centro.

Hoy ir hasta el desayuno me costó más que otras veces al aparecer la pereza de tener que ir caminando. Pero con cada paso se deben haber activado algunas neuronas, porque luego de apenas tres cuadras recordé vívidamente el sueño de la noche anterior.

Mientras el punto final –o  sea la cafetería-  acercaba más y mas, pensé en los obstáculos inmediatos que se me presentaron para poder hilvanar todo esto del sueño y mis divagues por escrito.

Un kiosco de pasada y cuatro pesos después, ya era propietaria de un cuaderno Gloria tapa blanda y de una birome Bic negra trazo grueso. No más excusas.

Café con leche, dos medialunas dulces, un exprimido de naranja sin hielo que llegó por olvido con hielo y mi persona, nos dedicamos por una hora a buscar los por qué de los mensajes del inconsciente y de algunas apariciones nocturnas.

Mientras tanto, en el salón, dos o tres individuos con Notebooks y yo con el cuadernito Gloria a pedal nos debatíamos en la lucha de la comunicación y la expresión escrita.

Claro, también había otros señores con café cortado y diario, típica y segura combinación dominguera, resguardo de los más disparatados pensamientos que pudieran aparecer.

Lejos de las noticias nacionales e internacionales, le puse el pecho a las balas y traté de focalizarme en mis propios titulares.

En realidad era uno solo: EX.

Me puse a pensar en que tal vez la X se hubiera inventado pura y exclusivamente para usarla en ese titular, pero no me quise distraer enumerando cuantas otras palabras usaba por día con esa consonante. Excluir?  Expropiar? EX?

El primer inconveniente para armar la tapa de mi diario es que luego del titular se desprendían varias flechitas con diversos nombres.

Volvamos a la ciudad antes de que termine poniendo los nombres propios.  Tandil es el destino al que nunca se le termina de sacar el jugo, ideal para llegar solo, en familia, o con amigos, para deportes extremos y no tanto, para multitudes o para introversión, para meditar, para inhalar y exhalar, y por qué no para alejarse de algún ex que amenaza con volver como un tsunami y arrasar con lo poco que se logró construir durante una treintena de días.

Pero convengamos que ningún ex vuelve sin que lo llamen, o si, o que se yo, y al respecto tengo una teoría que lejos de reconfortarme, es muy posible que me termine de sepultar.

Muchas mujeres no soportan que sus ex se olviden rápidamente de ellas. Es por eso que sutilmente no nos dejamos olvidar?

Que cómo estás, que se me rompió esto, que cómo está fulano, que tan solo buenos días…

Qué otra teoría cabe en esta situación si la femme no tiene ninguna intención de que ex y actual pasen a ser sinónimos?

Lo más loco, es que con respecto a éste y otros temas, he tomado dos caminos distintos con pocos resultados como estarán comprobando en estos momentos.

Uno: la teoría del relájate y goza, no pienses de más, sigue lo que dice tu corazón, no te auto exijas, vive el día a día.

Dos: que no se escape ningún detalle, que para forjar algo que se parezca a futuro hay que empezar desde ahora con actitudes consecuentes, allanar el camino, dejar ir, olvidar, sanar, pensar y programar.

Irene Sheri – Late evening

Es así como la noche me sorprendió en Tandil, noche fresca de verano, junto con la visita de un ex, no invitado para esta ocasión. Para ser más precisos mi segundo ex de toda la vida. Apenitas hace veinticinco años. Breve ex si se puede aclarar también, breve en el duelo, breve en el tiempo que estuvimos juntos, y breve etapa en la que respete mis deseos.

Vino en sueños, que se creían!  Y es más, él aún no sabe que me vino a visitar anoche, y menos de la conversación que tuvimos, sin lagrimas, sin peros, sin reproches. Tan sólo un detalle pude recordar de este encuentro tan pacífico: haberle dicho que su persona sumada a la casi década que me llevaba en años, habían representado un todo para mi, un todo tan importante que igual no dejó de estar desfasado en el tiempo.  O no, tal vez sucedió lo que tuvo que suceder para que yo no olvidara el sabor dulce de tener alguien par al lado.

Sweet dream, sweet.

Y ahí me cayó la ficha. No quería volver con mi ex, ni con los otros ex anteriores. Mi dulce sueño me trajo el reflejo de un amor pasado, y también el dulce recuerdo que de esa situación quedó. Ya era hora de sacarlo de la lista de ex y ponerlo en otra tipo dulces recuerdos, o por que no sueños por cumplir –hablamos del estereotipo de “par” y no del señor en particular-.

Volviendo a la anterior teoría disparatada de la eterna presencia de los ex, me pregunto si acaso mi ego no se sentía reconfortado al imaginar que yo era “lo más” o lo dulce dentro del grupo de ex mujeres de mis ex?

En fin. A veces dejar ir supone y exige más resignación de la que estamos dispuestos a dar, y es necesario ponerle más importancia a lo vivido que a lo recordado, sobre todo cuando no coincide una cosa con la otra.

Y mientras dejamos ir algunas cosas, es como que llegan otras, no como las imaginábamos, no en carne y hueso, pero si de una manera tan determinante que es imposible darles la espalda.

Irene Sheri – Red Summer

 

Blogalaxia Tags , , , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s