Definiendo roles

“Artist & Model” Jack Vettriano

 

Lunes. San Valentín. Rosas rojas en mi escritorio me recordaban más al dolor de  las espinas que a la pasión. Luego de dejarlas en agua, para que al menos duren un poco más que la inconstancia de mi última relación, me dispuse a ir rumbo a mi terapia del lunes.

Mientras relataba mi último fin de semana emulando a una periodista en un concurso de pesca, de pronto la conversación se fue por otros lares. Claro, todo arranca y termina con un sueño y el inconsciente –o subconsciente?- hablando por sí mismo.

La cosa, es que tanto bucear entre sueños sin sentido, me llevó a retroceder unos años atrás y a la movida del “no deber actuar”.

Si yo les digo que para mí los hombres están más histéricos que nunca es con fundamento. Y si les cuento que mi terapeuta de ese entonces intentaba refrenar mi impulso masculino de avanzar y alentaba la cosa femenina del aleteo sensual de pestañas, ustedes se van a matar de risa. Tanto como se retorció mi actual psicólogo hoy a la mañana en la silla cuando se lo conté.

La cosa vendría a ser más o menos a sí.

Para que una mujer tenga una relación y pueda situarse como femme -ser cuidada, mimada, agasajada-, corresponde que haga todo un despliegue actoral de caza hombres. Es así, como que careciendo de tales atributos, me entregué al juego de la seducción, terreno muy desconocido y desde mi punto de vista muy impráctico.

A saber: aleteo de pestañas como dije anteriormente, posturas corporales acordes a  “estoy interesada en mi  interlocutor aunque no entienda un pepino de lo que esté diciendo”, palabras dulces, indirectas, miradas suspicaces, por qué no movimiento de cabeza, perfume, decoración e indumentaria afines. Las más suicidas hacen apuestas más fuertes y se suman a la actividad del hombre en cuestión, desde anotarse en su club preferido, adorar a su familia al instante de conocerla, seguirlos contra viento y marea en cualquier cosa que emprendan, y acompañarlos a una expedición al Sahara si es necesario.

Tanta cosa realmente me estaba sacando de las casillas, porque ante todo, me parecía que la cuestión era sumamente más sencilla. Vos me interesás. Te  pasa lo mismo? Si, joya. No, te lo perdés.

Aguanté tres semanas haciéndome la Olivia, hasta que no pude más con tanto juego y fui a matar o morir.

 

“The Big Tease” Jack Vettriano

 

Para que puedan tener una imagen visual sería algo así como en un rincón está Marilyn Monroe y en el otro yo: practicidad ante todo. Eso sí, no soy de las que se quedan a pie en el auto y en seguida paran cinco hombres a socorrerme. Claro, tampoco soy la ex mujer que se va de vacaciones con la plata que le pasa su ex marido por manutención. En algo le estaba errando.

Sería que mi lado masculino me estaba perjudicando? O es esta movida socio cultural que hace que mujer y hombre no necesariamente nos mantengamos en nuestros roles?

La cuestión es que tanta practicidad de movida, luego puede que se nos venga en contra. Tanta libertad, independencia y toma de decisiones hace que la relación pueda peligrar o al menos nadar en aguas no tan cómodas. Así es como una mujer puede terminar resignando buena parte de sus deseos, con el fin de tener una pareja tipo Adán y Eva, en donde el hombre provee y la mujer le hace creer que provee…….

La cosa es que salí de la terapia y volví a hacer un paneo general de mis decisiones. No lo podía evitar, aunque tampoco podía adivinar que podría suceder el día de mañana. Lograría llegar alguien antes de que yo abra mi bocota?

Ya había jurado sobre mi blog que nunca más me encararía a otro hombre.

Vale jurar sobre un blog?

Pongamos algo de romance a este tema………

“A Voyage of Discovery” Jack Vettriano

 

De la mujer al hombre

“Dios te hizo hombre para mí.

Te admiro desde lo más profundo

de mi subconsciente

con una admiración extraña y desbordada

que tiene un dobladillo de ternura.

Tus problemas, tus cosas

me intrigan, me interesan

y te observo

mientras discurres y discutes

hablando del mundo

y dándole una nueva geografía de palabras

Mi mente esta covada para recibirte,

para pensar tus ideas

y darte a pensar las mías;

te siento, mi compañero, hermoso

juntos somos completos

y nos miramos con orgullo

conociendo nuestras diferencias

sabiéndonos mujer y hombre

y apreciando la disimilitud

de nuestros cuerpos”.

Gioconda Belli

Blogalaxia Tags , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , ,

Anuncios

2 comentarios en “Definiendo roles

  1. Cuando se acave la lucha por el poder ya no habra roles…..habra entendimiento y respeto. Los dos trabajan ,los dos cuidan a los niños ,los dos son libres para hacer lo que deseen,los dos viven su vida juntos o por separado,llegando a un acuerdo,escuchandose de verdad,sin celos,sin reproches siendo felices y queriendose….nadie a nacido con un hombre pegado o mujer pegada al culo ….vivir es lo que mas desemaos todos-as no hay que hacer de la pareja un todo para serun completo….hay que hacerse uno-a completo sola-o….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s