“El otoño se acerca con muy poco ruido”


Border Collie Dog Todd Young painting

 

“El otoño se acerca con muy poco ruido:
apagadas cigarras, unos grillos apenas,
defienden el reducto
de un verano obstinado en perpetuarse,
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.

Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.

Y lo perdimos para siempre.”

El Otoño se acerca – Angel Gonzalez

 

Mediados de marzo, tan lejos y tan cerca.

Me levanté un poco más tarde de lo habitual, aunque sin reloj ni alarma, mis pupilas vieron la luz ocho menos cuarto. El primer movimiento me hizo recordar que estaba contracturada desde hace unos cuantos días. A pesar del “flex” que tomaba regularmente por las noches, los nudos del peso de los días abarrotados de preocupaciones no aflojaban.

Miré el sol suave de fines de verano entrar por la ventana y ya sentí el olor y la sensación de que el otoño estaba muy cerca, a punto de tocar timbre en cualquier momento e invadir la casa por medio de un aire semicálido mezclado con pequeños duendes disfrazados de hojas.

No había con qué darle. El otoño me traía olores, sabores y sensaciones de un amor que nunca se olvida  ni nos olvida. Es el eterno amante que arropa en las noches de baja temperatura, o el café cuyo aroma inunda la cocina por las mañanas. Definitivamente y a pesar de que las hojas seguían luchando arraigadas a las ramas en un empedernido verde, el esfuerzo era vano, pues llegaba el tiempo de la desnudez del alma y del cobijo del corazón.

Me desperecé a mis anchas en la cama, y de pronto el recuerdo de desperezarme y tener cuidado de no golpear a nadie al lado era sólo eso, un recuerdo que de lejano ya no se sabía si era soñado o real.

Mi soledad y yo al fin habíamos hecho las paces. Tantas horas discutiendo y renegando yo de ella, y ella de mí. Si bien no terminamos enamorándonos, sí aceptando esta comunión de convivencia forzada. De pronto el silencio ya no era una amenaza ni un fantasma que llegaba para asesinarnos, ni un nudo en la garganta que promete sí o sí el llanto de a borbotones y sin poder parar.

Mi soledad y yo extrañábamos, pero acaso quien no extraña el sueño de haber vivido algo que luego no fue tan bueno en la realidad?

Mi querido amante el otoño estaba por llegar. Yo había ordenado los cajones, sacudido  las almohadas, iluminado mis ojos con polvo color canela, y perfumado mi cuerpo con agua de violetas. Mi alma se desnudaría una vez más despojándose de las sobras, los prejuicios, los adornos, las inseguridades y los miedos, aunque esta vez no trajera a nadie quien me tendiera la mano.

Es que para revolcarse en el eterno crujir de hojas doradas por el rey sol, no hace falta más que un lomo dispuesto a hacer giralunas,  y a detenerse cada tanto para aquietar el corazón en un colchón de recortes del pasado.

 


Fawn Pug Dog Todd Young painting

“En llamas, en otoños incendiados,
arde a veces mi corazón,
puro y solo. El viento lo despierta,
toca su centro y lo suspende
en luz que sonríe para nadie:
¡cuánta belleza suelta!

Busco unas manos,
una presencia, un cuerpo,
lo que rompe los muros
y hace nacer las formas embriagadas,
un roce, un son, un giro, un ala apenas;
busco dentro mí,
huesos, violines intocados,
vértebras delicadas y sombrías,
labios que sueñan labios,
manos que sueñan pájaros…

Y algo que no se sabe y dice «nunca»
cae del cielo,
de ti, mi Dios y mi adversario.”

Otoño Octavio Paz

 


Boston Terrier  Dog Todd Young painting

 

Blogalaxia Tags , , , , , , , , , , , , , , , ,


Technorati Tags , , , , , , , , , , , , , , , ,

Anuncios

3 pensamientos en ““El otoño se acerca con muy poco ruido”

  1. Me he llevado una sorpresa cuando escribes… está llegando el otoño. Rápido he comprendido que debes estar al otro lado… Argentina o de esas latitudes. Aquí esperamos la primavera por verdadera ilusión. El invierno ha sido duro.
    Un abrazo

    Me gusta

  2. bello…simple… íntimo…. tan cerca de una….(seguimos con la misma conección de siempre)..gracias…los autores…las pinturas…pronto: a descorchar un tinto para disfrutar con nuestra amiga la soledad…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s