Cómo dibujar una rayuela?

Hopscotch. © Cherina Hadley

Según algunos ingenieros desertores de la NASA, una rayuela debe dibujarse en la primera noche de luna nueva del mes de septiembre de un año bisiesto.

Eso no sin antes haberse apropiado por algún método ilícito, de los planos con los cálculos exactos sobre su dimensión y orientación.

Hay tiempo, si no es en el 2012 será en el 2016.

Dice la primera parte del manual que se adjunta a dichos planos, que una vez que se hizo el primer trazo; con una pintura especial ecológica; no se puede interrumpir el mismo, debiendo terminar el trazado de la rayuela de manera tal que no se vuelva a pintar sobre los mismos circuitos.

Seguramente, para la finalización de la obra, la luna ya estará llena y usted con el trabajo concluido, si es que sobrevivió a tamaña empresa.

A donde lo transportara el último casillero? Es un misterio, ya que nadie ha llegado a brindar testimonio, según nos confirma el último aprendiz de ingeniero sobreviviente: el único que nunca embocó la piedra en el último casillero.

Children Playing Hopscotch  Bill Bachmann

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua”.
Julio Cortázar
(Argentina-1914/1984)

Blogalaxia Tags , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s