Divagaciones …..

Kimberly Dow Pensive

Hay varias cosas que nos pueden salvar de la locura, todas requieren de esfuerzo. Personalmente no tengo la receta. Pero si puedo afirmar que para salvarse de la locura lo primero que hay que hacer es correr millones de años luz del sujeto-objeto o situación que nos cause locura.

No hay con qué darle, cuánta locura es saludable en estos tiempos?

Si no sos loco -una pizca al menos-  no sobresalís, no avanzás, no te jugás, no sos creativo,  pero también es cierto que podés perder, equivocarte y tener que retroceder.

Vivir de manera monótona, calculando paso por paso costo y beneficio,  midiendo sentimientos  y priorizando practicidades es muy segur.  De hecho me he colgado por varios tramos de mi vida a vivir de esa manera. Es la manera de vivir práctica, conservadora y segura. Lo único que te puede trastornar es que justo para Navidad se te caiga una estrella fugaz encima o que el lunes al ir al mercado la inflación te queme la cabeza.

Por otro lado recuerdo aquel supuesto y trucho orden espiritual vacío de creatividades y de motivaciones que tuve hace muy poco tiempo, y lo comparo con este momento de incertidumbre –aunque seamos sinceros tampoco es que mi creatividad sea súper, es lo que hay-, Y yo me pregunto:  me tengo que quedar con este caos? Es transitorio? Si consigo estabilidad dejaré de delirar mediante palabras?

Will Barnet Woman and the Sea

Maldigo el momento en el que comencé a fumar nuevamente. En mi anterior estado que me duró la friolera de cinco semanas –y no se si no exagero-, mi cuota diaria de nicotina se redujo a dos cigarrillos diarios. Comía apropiadamente, mi voz se escuchaba casi como un compás de violín aletargado, le  sonreía incluso hasta a la viejita que me pidió le fraccionara cincuenta gramos de semillas de diez variedades distintas o al remisero que me apuraba con el auto atrás en plena avenida.

Hoy vuelvo a fumar escondida en el baño de mi tienda naturista, en los rincones de mi casa linderos con el patio –odio el olor a cigarrillo-, y cada pitada tiende indiscutiblemente a absorber algo que sea cordura, respuestas inmediatas –que pelotudez- y claridad mental –bueh, qué es eso?.  Ese es el problema mío: absorber.

Si no absorbiera tanto de la vida, de las los que me rodean, si no respirara con tanta intensidad, si no me conmoviera con palabras inútiles, vacías o engañosas, con  recuerdos fugaces, amores imposibles, sueños rotos o con un chocolate tentador…… estaría muerta o no sería yo.

No puedo creer que hace unas decenas de días yo me dijera: “Señor ya estoy lista para partir”. Conseguí deshacerme de un trabajo fastidioso que duró trece años, le había ganado la batalla a la soledad y a la inseguridad –al menos la mayor parte de los días-. Pero el Señor –muy astuto El y póngale el nombre de la creencia que profesen o de la energía que quieran- es mucho más ducho que yo. Se debe de haber matado de risa más de una noche, y seguro dijo: esta mujer…. Yo le voy a dar una lección.

La vida es así, un tobogán muchas veces, una meseta otras. Nada es seguro ni definitivo, no hay garantías. Y esto es una vez más otro capítulo de las grandes divagaciones de El Perro. Una muestra más de que esta mujer no tiene nada claro.

“Bienaventurados los que lo tienen claro, porque de ellos es el reino de los ciegos”

Blogalaxia Tags , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s