La lata

Gabriel Bonmati “tout ce que femme veut”

Nos mudamos. Tus cosas y las mías revueltas en un mismo cajón.

Cubiertos que juegan a no hacer juego.

Platos multicolores.

Algunos repasadores raídos.

Bolsitas de condimentos varios.

Una sola alacena.

Aromas nuevos en la cocina a estrenar.

La intriga apoyada sobre la barra: una lata.

Nadie la había llevado hasta allí.

Tan sólo había aparecido así sin más.

Cilíndrica, brillante, misteriosa, sin rastros de nacimiento, caducidad o contenido.

La jornada llegaba a su fin y aún faltaba extender las sábanas, colgar toallones y salpicar los mosaicos con el rocío de la mañana.

Muerto el hambre con panes y manjares, aún teníamos curiosidad por conocer el contenido del cilindro metálico.

Jugamos a adivinar, la rodamos, la pesamos, intentamos escuchar algún contenido misterioso centrifugándose dentro de la misma.

Cansados pero no rendidos, nos miramos cómplice, decididos a mantener el misterio de su contenido.

Dulce, salado, agrio o amargo. Qué más da?

Hay misterios que es mejor no develar.

Blogalaxia Tags , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s