La mujer ordinaria


Mark Spain
 
La mujer ordinaria
Seca y desvencijada,
Remolca los trastos
De un pasado gris
Una tarde cualquiera,
De poco viento
Y muchas sombras.
Debajo de un sombrero de pana
Se rebelan
Mechones grises y gastados
Del mismo color que sus ojos,
Que se posan tranquilamente
En algún punto distante,
Lejos del horizonte.
Nada la sobresalta.
Los pasajeros recién arribados
La esquivan ignotamente.
La estación queda
Huérfana de esperanzas.
Ella junta las horas de la tarde
Gime, se encorva, suspira.
Mañana regresará.
Yo

Blogalaxia Tags , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s