1281

0002
© John Giannatos

“A veces uno amanece con ganas de extinguirse.” Cortázar

 

Estoy triste.

Es raro perder algo

De lo que no se ha usufructuado nunca.

Tal vez –otra vez esta puta palabra-

El “algo” es tan intangible

Como un pensamiento.

Algo que existe en la medida

En que lo rumiamos.

Dejé de rumiar

Y empecé a sumar.

Hice dos más dos.

Y en vez de darme cuatro,

Me dio mil doscientos ochenta y uno.

Mil doscientas las veces que pensé en vos.

Ochenta las que me quedé con las ganas.

Una la vez que me fui.

Patricia Lohin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s