Etreinte: el abrazo de Picasso

Poder vivir este instante, abrazados apasionadamente, no tiene precio, -esa era la frase de una publicidad de tarjeta de crédito?- ni para nosotros, ni para los que compraron la acuarela de Picasso. Siempre me llama la atención lo mucho que se puede pagar por una obra de arte. En este caso un poquito más de 160.000 dólares, una ganga, con una historia y un momento detrás.

Etreinte -El abrazo- fue pintada por Picasso entre 1901 y 1902, y refleja -supuestamente- el encuentro del artista con su amante Odette.

Sigue leyendo

Katinaj: el encuentro

Dicen en la página de Argentina Indígena: seguiremos cantando hasta que amanezca.

De pronto esta frase tiene una connotación muy especial, que se acentúa si escuchamos sus sonidos. Al igual que Katinaj, palabra con su propio ritmo, todo parece desembocar en un mundo lleno de antepasados y fantasmas, mundo más vivo que nunca gracias a fundaciones como Argentina Indígena, movimiento que tiene como meta la difusión de la música y el arte indígenas.

No son fantasmas, ni los sonidos vienen de ultratumba. Es parte de nuestra argentina y nuestra cultura.

Hoy el encuentro queda manifestado por medio de este hermoso trabajo de Rubén Romano, fotógrafo que colabora con la fundación desde 1995.

Sigue leyendo

Remember Me: Preston Gannaway, Pulitzer 2008.

Recuerdame: Así se llama el trabajo por el cual Preston Gannaway ha ganado el premio Pulitzer 2008.

Casualmente el año pasado, en este mismo mes, hice referencia a otro trabajo fotográfico ganador en la misma categoría y sobre una temática muy similar –El interminable viaje de una madre con su hijo enfermo– .

Podemos especular y darle vueltas a la muerte, tener largos debates, oírla y temerle, tratar de huirle o desconocerla. Lo cierto es que la muerte es algo que a todos nos toca. Y siempre pienso el temor debe de existir si tenemos las cuentas en rojo, o si todos saben que vamos a morir menos nosotros, si no tenemos tiempo de hacer alguna cuestión pendiente -seguro que no-….

Remember me. Ese es el deseo de muchos de los que saben que van a morir. Dejar una huella lo suficientemente profunda como para que no desaparezca con la primera lluvia.

Y yo lo dejaría allí, saltando por arriba el culto a la muerte, las placas, los recordatorios y demás cuestiones. Si hay algo que desearía es no dejar huella material de mi estadía por estos lugares, llámese parcela, placa en el cementerio, u alguna otra cuestión que dictamine que por allí cerca yace lo que quedó de mi contextura ósea. Lo que no quiere decir que esto sea ni mejor ni peor. En cuestiones de vida y de muerte, de dolor y despedidas, tratamos de manejarlo como podemos, y muchas veces el sólo hecho de ir un domingo al cementerio trae la calma del recuerdo no olvidado.

Sigue leyendo

Henri Gervex, Rolla y los versos de Musset

Rolla – 1868 – Museé des Beaux-Arts – Francia

Rolla es el título de una pintura del artista Henri Gervex, y es el producto del encuentro de la literatura y la pintura. También es el nombre del protagonista de una historia en verso, publicada por el autor francés Alfred de Musset en 1833.

En ese relato el joven está enamorado de Marie, quien tiene una doble llamada Marion, una cortesana frente a la que él termina subyugado.

En el cuadro podemos ver a Marion cansada y dormida, mientras él le dirige una última mirada.

Rolla gastó hasta su última moneda para estar con Marion . Sus amigos lo sabían, así como también sabían que no lo verían más con vida. El esperó los primeros rayos del sol, se asomó por la ventana y la miró, rendida, cansada y dormida. Rolla termina envenenado en brazos de Marion.

El poema de Musset es contundente en su final:

Sigue leyendo

“Se trata justamente de eso, de que estas mutaciones combinen con tu vida”. Gabriela Liffschitz

01.jpg
eduardogil.com

“Con la enfermedad, yo no encontré una imagen anterior que se destruyó sino quinientas que destruí mil veces. Fui hippie, fui posmo, fui joven siendo vieja, fui vieja siendo joven, me moví desde el tailleur hasta las calzas negras de lycra. Sin teta fue otra imagen, sin pelo es otra imagen. Y aclaro que yo no me quiero proponer como la persona que tiene todas las respuestas, sólo que ésta es una respuesta para mí”.

Creo que todas las mujeres -bueno, casi todas o una gran mayoría- en algún rincón sombreado de sus ocultos pensamientos, han querido destacarse. El imaginario femenino vuela desde amores ocultos, desgarrados, imposibles; la superación de barreras de todo tipo -sociales, económicas, enfermedades-, la asistencia -soy la mamá protectora que te cobija-, y la incongruencia de querer ser protegido, asistido, débil en contraposición a hacerse cargo, tomar lo propio, emitir nuestros pensamientos y hacerlos valer.

Gabriela ante todo es mujer. Como tal, ha sido aguerrida, pionera, se ha desnudado en cuerpo y alma para mostrarnos sus heridas de guerra. Estas imágenes, son de las que van acompañada de alguna frase del tipo: “Personas sensibles abstenerse”.

Sensibles a qué? A la muerte, al deterioro, a la enfermedad, al cáncer, y lo debo decir: a la valentía del otro, que en este caso arremete como un muro con movimientos propios y nos lleva por delante. Es eso lo que sentí cuando vi las imágenes de Gabriela, tan femenina, con su ausencia, con una amputación que desaparece ante el espectador boquiabierto.

Esta obra, que nos llega en imágenes y con algunos fragmentos de su pensamiento, es una oda al cuerpo femenino, a la supervivencia del alma por sobre todas las cosas, es dolorosa y liberadora al mismo tiempo.

Gracias Gabriela por tu testimonio. Me rindo ante tu valentía -mi cobardía de acentúa ante tu vida-, me rindo ante tu imagen, bella, valiente…

Gracias mi querida amiga Laura por compartir este material conmigo. Este es otro testimonio que nos confirma que en esta vida podemos solo pasar, o dejar huella.

Sigue leyendo

Fotografía: Desvelos de otras mujeres

Dentro de los eventos conmemorativos del Día de la mujer, el diario El País nos da nota de la Exposición Desvelos de Casa África de Las Palmas de Gran Canaria.

Otras mujeres y otros desvelos.

“El centro canario expone hasta el 9 de mayo una retrospectiva de la fotógrafa camerunés Angèle Etoundi Essamba. 58 imágenes impregnadas de colorido y sensualidad, tomadas en Zanzíbar en 2006, se muestran por primera ahora vez con el objetivo de reivindicar la perspectiva femenina africana. “Se trata fundamentalmente de la representación de la mujer negra como símbolo de superación de estereotipos”, según palabras de Angèle Etoundi Essamba. “Más allá del velo, he intentado captar el impulso de vitalidad, fuerza interior y dignidad que muestran estas mujeres”. Invita a la reflexión sobre las formas de exclusión propone una mirada libre de prejuicios”.

El País

Casa Africa

La retrospectiva de la fotógrafa camerunesa Angèle Etoundi Essamba se muestra en la Casa África de Las Palmas de Gran Canaria hasta el 9 de marzo. El trabajo visual de esta artista africana, una de las más prolíficas e internacionales del continente, incluye 58 imágenes inéditas tomadas en Zanzíbar (Tanzania) en 2006.

20080307elpepucul_18.jpg

 

  Sigue leyendo

Henry Darger: de marginalidad y reclusión.

dargerroom.jpg

Llegué a la nota de El País titulada “La oscura vida de un pintor marginal”, atraída por eso exactamente: la marginalidad.

Luego me encontré con la locura, con la infancia desvivida y cuestiones bastante densas.

La marginalidad es extrema, y sólo existen unos pocos rastros certeros como para dibujar mejor la vida del actor en cuestión. Sin familia, con un amigo y una rutina marcada por patrones obsesivos, Henry Darger se presenta en nuestros días por medio de su peculiar obra.

También me detuve en un detalle: su vida inicia en Abril y termina en Abril, tan solo eso, un detalle.

Para los interesados les recomiendo la lectura del artículo, narrada exquisitamente por Agustín F. Mallo. El mismo nace en el momento exacto del descubrimiento de la obra de Darger por sus caseros y cómo llega a nuestros días.

dargerpic2.jpg

Biografía:

Henry Darger (Abril 1892; Abril,1973) fue un escritor e ilustrador estadounidense de carácter reclusivo que vivió como un deconocido en Chicago trabajando en la limpieza. Su mayor logro fue un manuscrito fantástico de 15.143 páginas titulado La Historia de las Vivians, en lo que se conoce como los Reinos de lo Irreal, sobre la Guerra-Tormenta Glandeco-Angeliniana causada por la Rebelión de los Niños Esclavos, junto con una serie de varios cientos de acuarelas y dibujos que servían como ilustración a dicha historia. Descubierta tras su muerte, la obra de Darger se ha convertido en uno de los ejemplos más sobresalientes de arte marginal.

Sigue leyendo