La lista. Y van…

La lista…

Cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia…

“De pronto me desperté a la madrugada. Alguien dormía al lado mío, el mismo montículo de hace casi veinte años, el mismo ronquido, los mismos efectos escatológicos, lo mismo.

Me dolía el cuello, la espalda y el alma se me estaba cayendo al piso… claro si prácticamente estaba durmiendo colgada sobre el lado izquierdo de la cama.

De pronto me di cuenta que esa noche no nos habíamos despedido hasta la mañana siguiente, ni un beso, un abrazo, nada. Seguramente había sido así durante bastante tiempo, seguro esta era la normalidad de la desabrida vida de casados que veníamos arrastrando.

Sigue leyendo

Punto de encuentro

Son innumerables los artículos y estudios que tratan de darles ideas a las parejas para que la pasión no muera o en todo caso resucite, sobre todo cuando son varios los abriles que han pasado juntos.

Obviamente que siempre hay que probar cuál de todas esas recomendaciones da resultado. Pero -siempre hay un “pero”-, no es tan fácil crear el clima adecuado para ello.

Nunca nadie nos dice cómo estar predispuesto cuando todo viene subido al tren de la rutina y las obligaciones.

De modo que se me ocurrió algo así como un punto de encuentro, un punto caramelo, bolita o como se le quiera llamar, algo empalagoso que nos ponga mimosos y a punto.

Sigue leyendo

Por 100 mil dólares le escriben la biografía a cualquiera.


Y obvio, 100 mil billetes uno encima del otro, mi amor!!

Un matrimonio de arquitectos crearon este regalo super vip: el libro de tu vida, que tus familiares te regalan para homenajearte: onda a los 80 años esperando que sea lo suficientemente emocionante como para que te mueras y ya.

El libro en cuestión es finísimo, fino encuadernado, finas fotos, fina tapa, finas entrevistas a gente de tu pasado, familia y compañeros, obviamente los comentarios son tan finos como los post mortem: esa cosa de que tan bueno era el pobre!!!

Yo prefiero la honestidad bruta, y para eso nadie mejor que uno mismo: hermosas colecciones de diarios personales donde plasmamos exactamente lo que pensamos, redactamos con lujo de detalles algunas cosillas que teníamos ocultas… en fin el bardo suficiente como para que al leerlo cause la gran conmoción.

Igual, si alguno de mis amigos está pensando en homenajearme, dos cosas: ni se gasten en buscar en mi pasado, la verdad es que nunca fui popular, sino todo lo contrario y en mi familia tampoco soy popular… en fin, opten por regalarme otra cosa, un perchero, un libro…una mordaza.

Al que le guste mi estilo narrativo le ofrezco por varios ceros menos una exquisita biografía no autorizada en donde seguro se van a sorprender.

Fuente: perfil edición impresa 29.07.07

Blogalaxia Tags , , ,
Technorati Tags , , ,

La postura del perrito

657066.jpg

 

 

La imagen muestra a los Príncipes haciendo la postura del “perrito” y junto a un texto con letras de gran tamaño en rojo que reza: “2.500 euros por niño”, haciendo alusión a la ayuda que el Gobierno concederá a los familias de los niños que nazcan a partir de ahora.

Esta viñeta pertenece a la revista jueves, a quien se le ha ordenado entre otras cosas romper el molde de la misma para que no pueda volver a ser utilizada.

Evidentemente a los príncipes no les causó ninguna gracia…pero debo reconocer que (sin ánimos de cometer delito ni injurias contra ninguna corona) la viñeta es muy cómica.

Nota completa

Blogalaxia Tags , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , ,

Mi amor: cómo llegamos a esto?

Sobre los programas de televisión y su incidencia en la vida doméstica.

Hora de la cena.

Un matrimonio degusta la cena luego de la jornada laboral. El televisor prendido, resulta ser el invitado usual de la casa.

En uno de los canales principales, un programa de ficción relata la confesión de una mujer casada: estoy confundida, hay otro hombre.

En la tira la confesión se sucede desde hace días, pero ahora se enteran los hijos, los tres entre etapa adolescente y juvenil.

Obvio que toman diferentes posturas según el género y la edad.

Mientras tanto, en la realidad de la cocina, el matrimonio entra en el terreno fangoso de hablar sobre el tema.

Empieza la mujer, pregonando que educa a sus hijos para que entiendan que los padres son seres humanos, que se enamoran y sienten como ellos, que no hay que inculcar eso de que los padres van a estar juntos for ever, un poco de estabilidad sí, pero tampoco el sueño de lo imposible.

El hombre está de acuerdo en casi todo, salvando la distancia de la vida misma: cuando su propia madre separada se puso de novio estuvo un año sin ir a la casa.

Desde ese momento de la conversación en adelante todo fue como una montaña rusa: que hacés una cosa y decís otra. Es más: terminaron hablando de la supuesta vida paralela del padre de la señora sin pasar por alto que también se tocó el tema de las posibles actividades extramatrimoniales de la pareja y de las parejas amigas, que vos sabías y no me dijiste…

Señores, esta pareja se acostó azorada y acalorada por una conversación que no reunió los frutos esperados: no hubo acuerdo y encima se fueron por las ramas.

Les recomiendo que tengan cuidado cuando prenden el televisor, no sea que el contenido de algún programa de televisión termine caldeando más que un buen cognac o que el sexo mismo.





La verdad es que no sé que ponerme!

collage3.jpg

 

Lindas fotos. Sobre todo si vemos el vestuario, sumamente cuidadoso y costoso, nada que se pueda comprar con con el salario de un trabajador, o si?
Me encantaría ser primera dama, ni siquiera tendría necesidad de reventar la tarjeta en algún shopping, pagaría “efeté” y encima tendría muchos sponsors que quisieran vestirme. Claro, es eso. En realidad Lady Cristina no gasta plata en indumentaria, casi toda se la regalan los diseñadores.
Mientras nos recreamos la vista con tanto diseño, me pregunto si su campaña presidencial (si es que tiene a lugar) la va a hacer en este país o si va a seguir recorriendo el mundo. Yo le recomendaría que para ir al interior se ponga algo más sencillo vió?, porque la gente quiere toqueteiro y esa ropa es como que se estropea. No sea que pase como cuando vino a mi ciudad, que se “tuvo” que quedar el la combie, porque la gente es tan afectuosa que la quiere tocar.
Ustedes piensan que la fui a ver? No, no, la combie paró frente a casa!
Tómelo con humor señora, no es más que un chasco. Yo sé que a Usted le encanta la coparticipación de opiniones.

Para los que quieran seguir la moda top top de la cúpula les recomiendo hacer click aquí.

El Perro rabiozo.