“No conozco otro mar más que tu cuerpo”

Andrómeda ‘Andromède’, mármol. 1885

Cuando salgo de paseo por las exposiciones virtuales -todas las visitas son de momento guiadas desde la sala de mi casa-, en general elijo las pinturas, los colores y las sombras de los óleos. Pero, dentro del mundo poco explorado para mí de las esculturas, Rodin es mi debilidad.

Más allá de los análisis sobre su vida, sobre los innumerables “por qués” de su obra, si estaba obsesionado o no con el sexo, deberíamos detenernos un momento y admirar su obra tal como se presenta.

El cuerpo desnudo en su máxima expresión. La comunión, la unión, la pasión que El Beso nos transmite. El cuerpo de mujer erotizado, esbozado con algunos trazos y teñidos de acuarelas, el auto descubrimiento del cuerpo femenino y su autosatisfacción. Muy osado para su época, Rodin nos muestra al desnudo, cobijados con nuestro propio cuerpo y explorando su infinitud


Torso ‘Torse d’Adele’, hacia 1882.

En este extracto de El País Burillo nos explica cómo las esculturas y los dibujos de Rodin implican dos trabajos paralelos:

“Pablo Giménez Burillo, comisario de la exposición, explica que con su trabajo ha pretendido mostrar dos discursos paralelos: uno relatado a través de las esculturas y otro a partir de los dibujos. “Son dos historias diferentes, inevitablemente conectadas, que cuentan cómo un gran artista transformó para siempre la representación del cuerpo humano”. Los dibujos, aclara, pertenecen a los últimos años de la vida del creador. “No son bocetos preparatorios de sus esculturas, como podría pensarse. Están hechos de una manera muy rápida, mirando directamente a la modelo y no al papel. Después los calca, los siluetea y los colorea. Hizo muchísimos y son piezas muy delicadas. Es también la forma de expresión en la que se habla del erotismo de una manera más explícita”.

Desde el territorio confortable de la escultura, la exposición propone un salto al lado más oculto de Rodin. Es en sus dibujos donde volcó sus mayores obsesiones sexuales. La Europa oficial desarrollaba campañas contra el amor extraconyugal, la prostitución y la pornografía, las madres solteras y todo lo que escapase a la moral más estricta”.

Nota completa

Mujer desnuda ‘Femme nue á la jambe gauche écartée’. Carboncillo y manchas de gouache. 1890.

Info: La Fundación Mapfre (www.fundacionmapfre.com) abre mañana al público una retrospectiva en la que por primera vez se pueden ver en Madrid 33 esculturas (12 bronces, 3 mármoles y 18 yesos) y 90 dibujos pertenecientes a las colecciones del Museo Rodin de París. La edad de bronce, El beso, Manos de amantes, La avaricia y la lujuria o Balzac son algunas de las piezas más impresionantes y justamente célebres. La exposición se centra en la obra del escultor dedicada expresamente al cuerpo desnudo. El País

Sigue leyendo

Camille Claudel: Ensoñación al amor …

 

“Mi feroz amiga,

Mi pobre cabeza está muy enferma y ya no puedo levantarme por la mañana. Esta tarde he recorrido (horas) sin encontrarte nuestros lugares. ¡qué dulce me resultaría la muerte! Y qué larga es mi agonía. Por qué no me has esperado en el taller. ¿Dónde vas? cuánto dolor me estaba destinado. Tengo momentos de amnesia en los que sufro menos, pero hoy el dolor permanece implacable. Camille mi bienamada a pesar de todo, a pesar de la locura que siento acercarse y que será obra tuya, si esto continúa. ¿Por qué no me crees? Abandono mi Salón, la escultura. Si pudiera irme a cualquier parte, a un país en el que olvidara, pero no existe. Hay momentos en que francamente creo que te olvidaría. Pero de repente, siento tu terrible poder. Ten piedad malvada. Ya no puedo más, no puedo pasar otro día sin verte. De lo contrario la locura atroz. Se acabó, ya no trabajo, divinidad maléfica, y sin embargo te quiero con furor.

Sigue leyendo