Como el instante en que las estrellas caen al borde de la cama.

IMG_8646

Arte: Roberta Coni

Como una mañana soñada de domingo

Que siempre esperaste que llegara,

Sin tener más dudas ni excusas en tu haber,

Despegando de la almohada con la mente clara para ejecutar el sueño

Que viviste con los ojos entrecerrados bajo el cielo estrellado,

Y tu cuerpo naufragando sobre el colchón que cobija las cartas que no enviaste.

Como el sol que aguarda tibio tras las cortinas,

Iluminando lo que sería el posible recorrido de tu caricia sobre mi espalda,

Dibujando círculos y constelaciones, uniendo universos y trazando líneas

Que nacen en mis lunares y mueren en tus deseos.

Como una tarde de media estación  en la que todo parece susurrar,

Las alas de los ángeles se abanican con lentitud,

Y la sensación térmica es igual a la tibieza del abrazo que sueño.

Como el capullo de una flor que se despereza bajo el rocío

Las piedras que bailan bajo el gorgoteo del agua del río,

O la espera al final del camino con la espalda hundida

El corazón apretujado, mordiendo el labio inferior,

Pensando en que no hay más nada…

Y de sopetón,  el amor que te invita a recorrer unos pasos más

Pintando esa sonrisa bobalicona en tu rostro,  

Mientras te imaginás enroscando un rulo mío en tu dedo.

Como nosotros dos, que nos esperamos uno al otro,

Viviendo domingos cubiertos de sueños y deseos que pedimos antes de dormir,

En el preciso instante en que las estrellas caen al borde de la cama.

Patricia Lohin

Mientras…

tumblr_mfnsgumsVh1rqrk5fo1_1280

Arte: Alexey Zaycev

Hoy te contagiaré de lo que quieras

Mientras

Yo monto mi bicicleta roja

Salgo a la calle perseguida por mariposas blancas;

Y pedaleo lejos de tu mundo.

Mientras  tus besos siguen lejos,

La  taza de café ha dejado dibujado

Tu destino en el fondo de la misma.

Mientras

Releo frases garabateadas

En la humedad de la ventana;

Vivo y desvivo

Logrando llevarte a la tierra de mis sueños.

Mientras

Inevitablemente te amo.

Sigue leyendo

La última página

de5f676ce828ea00055f241511834efd

Sergio Helle

Difícil hablar de vos

Sentada de espaldas a  tu ausencia.

Junto las frutas maduras caídas en el patio,

Recojo  tu silla, tu rincón y tu estar

Redoblando la apuesta a la soledad,

Llenando la casa de recuerdos

Que empiezan a tergiversarse

Al compás de los granos de arena

Que caen despiadadamente.

Sigue leyendo

Está bien que lo diga?

0002

Richard Tuschman

Te extraño.

Está bien que lo diga?

Es la verdad.

Te extraño,

Como extraño esas aldeas

Con calles empedradas,

Con sus pequeños bodegones acogedores

A los pies de las sierras

Que aún no visito.

Sin vos

Soy como una tarde eterna que carece

Del sol desmayándose sobre el horizonte,

De naranjas y ocres muriendo sobre el verde mar,

De penumbras y del aire frío sobre mis hombros,

Del murmullo de los grillos y el croar de las ranas,

Y del sonido de las pisadas de los transeúntes

Que vuelven del trabajo a sus hogares.

Sin vos

Mi casa es un lugar

Con una cocina atrincherada,

Sin utensilios ni olores o delantales atados a mi cintura.

Mi cuerpo es un desierto sediento

Que clama por tu presencia,

Como si en realidad fueras un dios pagano

Listo para abolir cualquier mandamiento.

Extraño tu voz,

Lejana a mis oídos

Y dulce para mis recuerdos prefabricados.

Extraño nuestras cosas por hacer y amar,

Tus gestos más repetidos,

Mis posibles miradas esquivas,

Un beso tuyo justo en un lunar de mi cuello.

Extraño que vuelvas una y otra noche,

A cobijarme mientras sueño

Que una mañana despierto

Junto a vos.

La cajita

68419_455753687817282_385663249_n

Pier Toffoletti

 

 

Tengo un amor

Guardado en una mesita de luz,

Y dentro de ésta en una cajita,

Rectangular, roja y perfumada.

Tengo un amor

Que tiñe con tinta china

Y dibuja letras

Con hermosas curvas caligráficas,

Mientras deja mis dedos manchados.

Tengo un amor

Que se escapa de mi habitación

Cada mañana de luna nueva,

Y regresa cuando quiere,

En un mes cualquiera,

Siempre que sea noche de luna llena.

Tengo un amor

Fragmentado en mil imágenes dispersas,

Que cuando las reúno

En un collage con chinches

Suelta amarras y vuela.

Tengo un amor

Que hincha mi esternón

Con aire lleno de burbujas

Que bajan,

Hacen cosquillas en mi panza

Y me invitan a volar.

Porque ese amor,

Tan cierto e incierto,

Tan breve y eterno,

Besa mis pupilas

Cuando me duele el alma,

Y me prepara un tecito de margaritas

Cuando la realidad se vuelve

Hostil y amarga.

Ese amor que vive,

Guardado en mi mesita de luz,

Dentro de una cajita

Rectangular, roja y perfumada.

 

 

Tinta china

IMG_10472

Arte: Katya Gridneva

Mientras hay algunos que sobreviven

Otros atinan apenas a no morir.

Ella se detiene y alaba a la muerte desconocida,

Mientras escribe versos de amores que aún respiran.

El supone que el dueto vida-muerte

Lo ha dejado fuera

Y piensa en detenerse,

Como quien piensa en dejar de respirar,

O de abastecer.

Otros se agachan esquivando los golpes.

Quietos y sin sudores observan anonadados

El vals de amor entre el mundo apenas conocido

Y un túnel famélico al final de la oración.

El muere de desamor,

Y ella de desesperanza.

Otros mueren de hambre y ansiedad.

Los niños ni piensan en morir,

Mientras matan fragmentos de tiempo

Que huyen de vuelta al espacio.

Los viejitos sueñan con retornar

De vuelta a los pechos tibios de mamá,

Y otros con escapar,

Pero a dónde?

Promesas que crean un mundo de barajas,

Prontas a derrumbarse con la primera ventisca.

No parecemos acaso hermosos

Por el simple hecho de pensarnos ajenos

Al discurrir de la humanidad?

Mientras paso papel secante a la tinta china

Que delimita el contorno de tu cara,

La servilleta de papel del café donde te escribí esta nota

Queda ahogada en un compartimiento de tu billetera.

Ruidos

jeremy-mann-figures-04-620x619

Arte: Jeremy Mann

El ruido aturde

Guardo mi ser desvencijado

Debajo de la almohada

Y espero que pase la guerra.

La muerte llega

Disfrazada de tregua

Y de vacaciones,

Rosa, hermosa, dulce

Como un pompón de azúcar

Comprado en una kermés.  

El silencio descubre

Las sábanas invadidas

Por capas de escombros.

Respiro mi propio aliento

Agitado y contaminado.

a-new-work-of-jeremy-mann

La muerte da lo mismo,

Reprimo el miedo

Y exhibo mis últimos minutos.

Abro los ojos y los pulmones

A la última frase

Que sucumbe

Aplastada entre los labios.