Helena, cuantos días hace?

Entre Visillos – Elia Haro Carvajal

Helena es cualquiera de por ahí, única, hermosa, mujer, resplandeciente, contradictoria.

Helena brilla y toda su casa la acompaña, devolviendo el mimo de estar en cada detalle. Se levanta con las sabanas blancas a cuestas, para sacudirlas y airearlas, haciéndoles entrar sol por donde sea, estirándolas, acariciándolas, preparando el sueño de la noche de antemano.

Helena se mira al espejo y ve siempre sus ojos y los alrededores. Como un paisaje marítimo que a veces se convierte en vertiente derramando lágrimas. Estepas, planicies, cordilleras y sierras rodean el mar de sus ojos, paisajes erosionados por un sinnúmero de emociones.

Va a la cocina y deshoja una nueva hoja de almanaque, mientras se nutre de un café bebido de a sorbos cortos,  como su vida, un sorbo tras otro, dulce, tibio, reconfortante.

Y es cuando corre las cortinas para vestir a la mesa, que todo sonríe, y el blanco del día tiñe los platos y el mantel.

El color? En su delantal.  El amor? En la mesa con distintas sonrisas y edades, conversaciones, guardapolvos, tareas, peleas, o al menos el recuerdo de todo eso, como una película en blanco y negro que se reproduce en la retina durante la hora de la siesta.

Helena se ha marchado y ha vuelto, se ha resignado y ha decidido, se ha embarcado y ha regresado a su propio puerto.

Siempre alguien la espera en silencio, alguien que no supo amar ni volver ni pedir perdón ni bajarse del caballo negro del orgullo.

Sale a la calle y sufre, porque cada tanto lo ve de lejos encorvado, triste y resignado. Se vuelve a preguntar durante apenas solo unos segundos, si ella puede hacer algo para devolverle el brillo a su vida.

Luego recuerda, no sin dolor, que todo lo dio y todo le fue pisoteado.

Helena nació para amar, pero también para ser amada.

Sigue leyendo

Anuncios

Vale la pena

posters

Camino de la playa

Artista: Karl Soderlund

Voy a ser sincera, estoy cansada. Pero a su vez sigo adelante como el resto de los mortales. Tal vez no esté clara la dirección hacia donde me dirijo, o si…. O no…. Convengamos que uno quiere ir hacia el sur, pero que nunca se llega en el tiempo estipulado. Tiempo es la palabra. El tiempo que acomoda, resuelve, clarifica, despeja….El mismo tiempo que nos hace envejecer por un lado, es el que por otro indudablemente nos brindará las respuestas y nos ayudará en este entuerto que a veces parece la vida.

Y cada uno trata de resolverla como puede. Las corrientes filosóficas en realidad no son las que estudiamos en alguna materia aledaña, sino es la filosofía de cada uno, capitulo por capitulo escrito de acuerdo a la experiencia de cada uno…. con suerte intransferible, porque seamos sinceros, pares número 38 de zapatos hay muchos, pero como los míos luego de haberlos usado un año entero ninguno.

He escuchado por ahí que más de uno dice que ha venido a esta vida a ayudar a los demás, otros que no dicen semejante cosa pero se nota a la legua que solo vienen a ayudarse a ellos mismos y a hundir al prójimo.  Seguramente que la gente que más feliz y despreocupada parece es la inconsciente o muy consciente que ni se pregunta a qué vino.

En esta carrera loca por adivinar cómo vamos a resolver nuestras vidas,  en vez de trabajar o seguir trabajando para resolverlas, es que muchos nos hemos  visto envueltos en situaciones que a la larga son casi absurdas, otras más prometedoras, y otras que ni se pueden mencionar.  Pero el círculo de recursos en búsqueda de ayuda no se cierra nunca.

Quien no ha probado de todo? Y si, hay épocas.

Sigue leyendo

Pero las esperanzas no llegan al otoño …

“El cuento es muy sencillo

usted nace en su tiempo

contempla atribulado

el rojo azul del cielo

el pájaro que emigra

y el temerario insecto

que será pisoteado

por su zapato nuevo.

Usted sufre de veras

reclama por comida

y por deber ajeno

o acaso por rutina

llora limpio de culpas

benditas o malditas

hasta que llega el sueño

y lo descalifica.

Memory Lane Artista: Erin Clark

Sigue leyendo

Baila conmigo hasta el final del amor

Pensando en ti – Jack Vettriano

Todos estamos en tránsito. No sólo en el sentido de estar de paso en esta vida. Sino en el sentido de estar de paso de todo, en tránsito en la vida de otra persona, en tránsito por un trabajo, por un momento y por cada una de las miles de etapas por las que pasamos en una década, mes, y hasta en el día.

De todos los tránsitos, particularmente siempre me atraparon los tránsitos de otras personas por nuestras vidas. Bueh, para hablar del tránsito nuestro por otras vidas tendrían que hablar otros. Cada roce que tenemos con otra persona indefectiblemente nos marca, y si estamos lo suficientemente abiertos y dispuestos a arriesgarnos veremos que ese roce no es para nada en vano, que aunque llegue a ser un choque o una caricia de verano, tiene su cometido, su fin, su destino, la huella que quedará marcadas en nuestras pieles. De nosotros depende vivir ese momento único en que dos personas se encuentran o se desencuentran. Cada lado tiene su color y su brillo. Cada inicio y final marcan una historia y un capítulo, nada es casual.

Sólo el rojo más oscuro II Artista: Jack Vettriano

Sigue leyendo

“Y si te toca llorar es mejor frente al mar”

Lejos estoy de conocer el Mediterráneo. Hoy es como el horizonte, marchando un paso tras otro y cada vez más lejos de llegar a destino. El mar, agua en fin, más o menos salada, más o menos cristalina, es el lugar donde dejé mis huellas y mis lágrimas, como un perro que busca sus respuestas en las olas que vienen desde lejos. La espuma que queda sobre la arena va dibujando jeroglíficos inentendibles hoy para mí.

Mientras imagino la casa en la playa que cobijará mis secretos y amores más preciados, mientras el aire huele a mar y a pesca, mientras las gaviotas picotean aquí y allá, me llega una melodía conocida.

Llevo mi vestido rojo que levemente se levanta con el viento, me siento liviana y llena de colores para desparramar sobre el lienzo. A medida que voy caminando tengo la misma visión que tuve hace tiempo sobre el asfalto: la silueta que camina hacia mí y me susurra al oído palabras de amor.

Vuelvo al mar, y me digo que no nací ni en el Mediterráneo ni en otro mar. Puede un perro nacer en el mar? Me dejo llenar los pulmones de aire y salgo volando ….

Puerto mediterráneo Artista: Michael O’toole

Sigue leyendo

“Ja tens l’amor”

Toque – Merrie Bot

“Mi querido señor:

Lo he tenido un poco abandonado, no porque no me acordara de usted, sino todo lo contrario. Me acuesto por las noches con su presencia y me levanto con su sonrisa. Es tan sencillo, cierro los ojos y siento su respiración junto a mi rostro, sus piernas entrelazadas con las mías y la calidez de su amor que me abraza. Las distancias se acortan, el tiempo no existe y todo lo que soñamos ya lo estoy viviendo día a día.

Podría quedarse usted quieto dos segundos? Sus manos no dejan de enredarse en mi cuerpo, y este se hace pequeño y se derrite con sus caricias. Mi piel se vuelve firme y suave, de pronto me siento la mujer más hermosa de la cuadra entre sus brazos.

Podría usted descansar en mi regazo y olvidarse del reloj que marca las horas como si fuese un tirano?

Hoy estoy desnuda, y no de ropas. Mi alma se ha despojado de miedos y de dudas, y le tiende la mano hacia la suya. En el camino han quedado tirados los resquemores al igual que quedan nuestras prendas por doquier cuando jugamos al amor.

Ya no importa si estaremos una hora, dos horas, un millón de horas juntos. Ya no podré sacarlo de mi mente nunca más. Su amor y el mío ya ocupan varios capítulos de mi vida…”

Sigue leyendo

“Siempre una razón escondida en cada gesto…”

Esta vez recordé la frase: “Y no es prudente ir camuflado eternamente por ahí ni por estar junto a ti ni para ir a ningún lado”.

Mi vida es totalmente musical, a veces me creo esa de que es una novela o una película. Cada escena viene con música de fondo, siempre alguna frase se adosa a mis momentos de la vida. A veces me caen de algún lado y las adopto temporariamente, porque siento que me calzan justo, dicen como anillo al dedo.

Es el inconsciente el que las busca? Puede ser. El tema es que esas líneas vinieron a mi mente hace unos días y ahí quedaron. Seguramente peco de reiterativa con este tema. Pero vale la pena. Sin ir a buscar mis libros técnicos sobre El Nano, me atrevo a lanzarme sola en la opinión sobre este tema musical. Lejos es uno de los que más me gustan, tiene tantas frases acertadas en un solo tema que es casi perfecto. Es la melodía que nos recuerda que la vestimenta de la autenticidad nos lleva más lejos en la vida. Y que en la pareja, pretender cambiar aquello que antes nos cautivó y ahora por capricho nos molesta no tiene retorno. Hoy me recuerda que algunas situaciones encarcelan y acorralan, y como dice un amigo, se pierde la espontaneidad y el juego en el que uno es lo que es.

Sigue leyendo